Un joven de California que pidió ser ubicado únicamente con su nombre —Ethan— aprovechó que tenía cara de bebé para hacerle un importante servicio a su comunidad… y a la humanidad. Resulta que el estudiante universitario utilizó el filtro de Snapchat que ‘cambia de género’ para atrapar a un policía que acosaba sexualmente a niñas menores de edad a través de aplicaciones de mensajería.

Esta movida digital terminó con el arresto de Robert Edward Davies, un policía de 40 años que se dedicaba a proteger —se supone— el condado de San Mateo.

filtro-snapchat-hombre-policia-arresto-acoso

Foto: NBC Bay Area

La historia está así: después de tomarse una fotografía con el filtro de Snapchat, Ethan decidió crear en Tinder el perfil de Esther, asegurando que tenía 19 años. Unos minutos después, este policía la contactó. “¿Estás lista para divertirte esta noche?”, preguntó Robert.

Inspirado en la desagradable experiencia de una de sus amigas cercanas, Ethan decidió mover la conversación a la plataforma llamada Kik para informarle a Robert que “en realidad” tenía 16 años. 

“Seguimos mandándonos mensajes y la situación se puso mucho más explícita”, recuerda Ethan en una entrevista realizada con la cadena televisiva de NBC. El informe del arresto de Robert indica que él y Esther platicaron sobre “practicar actividades sexuales” e intercambiar fotografías. Claro, igual tenían filtro.

captura-pantalla-conversacion

Conversaciones escaneadas // Foto: NBC

Ahí se le prendió el foco: el joven de California descubrió que su acosador interlocutor era en realidad un policía de su comunidad y puso su teléfono en modo avión para poder tomar capturas de pantalla de toda la conversación sin que Robert se diera cuenta que la comunicación había sido documentada. Minutos después, Ethan le envió toda la información de contacto —y las pruebas digitales— al departamento de seguridad de San José.

Después de una investigación de tres semanas, el policía fue arrestado y retirado de su cargo como agente.

policia-arrestado-filtro-snapchat

Fotografía del policía arrestado // Foto: NBC Bay Area

“Que la persona tenga o no 16 años es irrelevante”, explicaba el sargento encargado de este operativo. “Si el sospechoso pensó que tenía 16 años, debió haber terminado la conversación sexual de inmediato”.