Apenas ayer fue confirmada la liberación por falta de pruebas en su contra de los activistas Cristóbal Sánchez e Irineo Mujica, pero –al menos en lo que respecta a este último– el asunto no quedará ahí: la Fiscalía General de la República (FGR) ya adelantó que apelará su no vinculación a proceso.

De acuerdo con El Universal, la Fiscalía, a través de su delegación en Chiapas, apelará la decisión que tomó el Juez de Distrito Especializado en Sistema Penal Acusatorio del Centro de Justicia Penal Federal de Tapachula, en relación al proceso de Irineo Mujica, sobre quien pesan denuncias por tráfico de personas hechas por migrantes hondureños.

Según la Fiscalía, la apelación que presentará en el lapso de los siguientes tres días se basará en el hecho de que las pruebas de descargo que presentó Irineo Mujica “de ninguna manera lo exculpan de su responsabilidad en los delitos de los que fue acusado, con pruebas contundentes que lo involucran con toda certeza en los hechos referidos, y las probanzas ofrecidas por el imputado confirman lo anterior”.

¿Y Cristóbal Sánchez ya puede dormir tranquilo?

Ni tanto, la Fiscalía General señaló que en el caso del también activista se están estudiando las pruebas en su contra para decidir la forma en que es más conveniente proceder.

Irineo Sánchez, quien además de activista es director de la organización “Pueblos sin Fronteras”, fue detenido la semana pasada en Sonora debido a que migrantes hondureños lo señalan (al igual que a Cristóbal Sánchez) de haberles prometido ingresar a México para llevarlos a la frontera con Estados Unidos… de forma ilegal… y claro, a cambio de dinero. La agravante que presentan las denuncias en contra de Irineo es que éstas implican el tráfico de niñas, niños y adolescentes.

Los defensores de migrantes Cristóbal Sánchez e Irineo Mújica quedan en libertad

Foto: @LupitaJuarezH

La detención de Sánchez y Mujica se realizó mero cuando la delegación mexicana negociaba la no implementación de aranceles a productos nacionales por parte del gobierno de Estados Unidos (la cual acabó la disposición de la 4T a echarle más ganas a evitar el flujo migratorio). Y por supuesto que el hecho saltó. Al respecto, AMLO aseguró que la aprehensión de los activistas no se ordenó como parte del acuerdo entre México y Estados Unidos.

Por su parte, organizaciones defensoras de derechos humanos brincaron en defensa de Irineo Sánchez, señalando que la labor que éste hace en favor de migrantes desde la asociación Pueblos sin Fronteras para nada debe considerarse un crimen… pero bueno, la Fiscalía tiene otros datos y apelará la libertad del activista.