Por medio de un comunicado, los colectivos #FiscalíaQueSirva y #VamosPorMás lanzaron una petición al Senado de la República para que resuelva lo antes posible algunas de las irregularidades que se han encontrado en el proceso de designación del nuevo Fiscal General de la República (FGR), quien ocupará su cargo por los próximos nueve años.

¿A qué irregularidades se refieren? 🤔 Vamos a desmenuzar el asunto…

En noviembre del año pasado, por mayoría de votos el pleno del Senado de la República aprobó en lo general la nueva Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República, con lo que sustituyó “oficialmente” la actual Procuraduría General de la República (PGR) y se crearon cuatro fiscalías especializadas: de Derechos Humanos, Delitos Electorales, Combate a la Corrupción y Asuntos Internos.

El nombramiento del titular de esta Fiscalía quedó sujeto al articulo 102 de la Constitución, por lo que el Senado cuenta con 20 días para integrar una lista de al menos 10 candidatos, misma que tiene que ser enviada al Ejecutivo federal (al presidente, pues). A su vez, el titular del Ejecutivo tiene 10 días para formular una terna y regresarla al Senado para que se elija al nuevo fiscal en el Pleno.

Posteriormente, en diciembre la Cámara de Diputados y el Senado declararon la autonomía de la Fiscalía General, con lo que se determinó que el pleno (del Senado) sería convocado a un periodo extraordinario para poder integrar la lista de aspirantes a liderar la Fiscalía.

Al siguiente día, en la Gaceta del Senado se publicó el Acuerdo de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) por el que se emitió la convocatoria para aspirar a la Fiscalía y se determinó el procedimiento para nombrar al titular. El periodo de recepción de solicitudes fue del 24 de diciembre y hasta el 31 de diciembre.

De acuerdo con los colectivos antes mencionados, se presentaron un total de 52 candidaturas, de las cuales sólo 27 cumplieron con los requisitos solicitados. 

Ahora bien, los “varios aspectos preocupantes” que refieren los colectivos se refieren justo al Acuerdo que emitió la Jucopo. Afirman que no se especificaron a fondo los criterios ni el procedimiento que la Comisión de Justicia va a utilizar para integrar la lista que será enviada al Presidente.

Además, señalan que no se ha previsto que dicha Comisión realice entrevistas públicas a los 27 que cumplieron con los requisitos, así como que no se observaron mecanismos de participación ciudadana.

De igual forma, señalan que cuando el presidente elija una terna, preocupa que exista un proceso opaco y sin espacios de participación ciudadana.

Finalmente, cuando la terna ya haya regresado al Senado, reiteran que no se estableció un tiempo suficiente para que los aspirantes comparezcan ante el Pleno (30 minutos), que no existe claridad en los criterios que se van a evaluar de los candidatos, etc.

Entonces ¿cuál es la petición? 

De acuerdo con los colectivos #FiscalíaQueSirva y #VamosPorMás, el proceso que fue impulsado por el Senado para designar al titular de la Fiscalía está “bastante alejado” de los estándares internacionales aplicables de transparencia, evaluación y participación ciudadana, legitimidad, etc.

La petición al Senado es aclarar los vacíos que existen en el acuerdo de selección ya que “sólo un proceso transparente y con herramientas objetivas de evaluación puede dotar de legitimidad de origen a quien encabezará la nueva Fiscalía”.