Foto: esa.int

En imágenes: Así fue la increíble misión de la Solar Orbiter para observar al Sol

A inicios de febrero de 2020, la Solar Orbiter fue lanzada al espacio con el objetivo de observar al Sol y sus alrededores —en un proyecto ambicioso para obtener información acerca de cómo se produce el viento solar o la lluvia de partículas cargadas procedentes de este astro y que afecta a nuestro sistema solar. Una de las cosas más increíbles de esta misión ha sido la entrega de las imágenes de esta estrella desde su punto más cercano.

Este 16 de julio, expertos de la Agencia Espacial Europea (ESA) —organización que lleva la batuta de esta misión— presentaron las imágenes capturadas en el viaje de la Solar Orbiter desde el punto más cercano al Sol.

mision-solar-orbiter-sol-nasa-esa

Foto: esa.int

Es decir, en su punto más cercano, la nave se acercó al Sol “más de lo que ninguna otra misión ha logrado, soportando un calor abrasador”, explicó la ESA sobre este proyecto que establece un precedente en la investigación del sistema solar.

Misión Solar Orbiter

Sólo como contexto, la Solar Orbiter cuenta con seis telescopios para observar al Sol y cuatro instrumentos in situ para sondear el entorno alrededor de la nave. O sea, para dar una imagen integral de la superficie del astro y su entorno.

¿Qué encontró la misión? De acuerdo con los expertos de la ESA y la NASA involucrados en la misión, las imágenes han revelado la presencia de un buen de minieruopciones solares que son conocidas como “hogueras” y se encuentran cerca de la superficie del Sol —tal vez algunos las topan por las películas que hacen referencia a esta actividad.

¿Y qué tienen de especial? Primero, las “hogueras” son algo así como fulguraciones solares que se pueden observar desde la Tierra, pero que son millones y miles de millones de veces más pequeñas.

Aunque a ojo de buen cubero el Sol parezca inmóvil, en realidad hay una gran actividad en su superficie, como las “hogueras” o pequeñas erupciones.

El chiste de la observación de las “hogueras” es conocer más sobre el calentamiento de la corona del Sol y los fenómenos que se registran en esta estrella.

Va de nuez: Solar Orbiter es el primer satélite en ofrecer imágenes de cerca de las regiones “polares” del Sol y que son difíciles de observar desde nuestro planeta.

Para llevarlo a cabo, el satélite quedó expuesto a una radiación solar 13 veces más intensa de lo que se registra en la Tierra y soportó emisiones de partículas atómicas procedentes de la atmósfera solar. Aquí un par de imágenes.

misión-Solar-Orbiter-ESA-nasa-sol

Foto: esa.int

mision-satelite-solar-orbiter-esa

Foto: esa.int

satelite-mision-sol-nasa-esa

“Luz solar, campos magnéticos y movimiento revelados por el instrumento PHI en Solar Orbiter”. Foto: esa.int

solar-orbiter-satelite-sol-esa

“Luz solar, campos magnéticos y movimiento revelados por el instrumento PHI en Solar Orbiter”. Foto: esa.int

solar-orbiter-nave-sol-nasa-esa

“Luz solar, campos magnéticos y movimiento revelados por el instrumento PHI en Solar Orbiter”. Foto: esa.int.