Después de cuatro meses y 15 millones de dólares de presupuesto, el musical The Last Ship compuesto por Sting se despedirá de Broadway

el próximo 24 de enero. Esta obra vio la luz desde octubre del año pasado y tras las bajas ventas que se registraron, el cantante inglés decidió salir en defensa de su musical y firmar contrato para representar a uno de los personajes principales.

La participación de Sting logró que en la última semana la obra recaudara al rededor de un millón de dólares. A pesar de esto, el musical sólo ha conseguido 8 millones, quedándose lejos de alcanzar la inversión inicial. Por ello, los productores de la obra anunciaron que al concluir el contrato de Sting como actor, la obra saldrá de cartelera.

Este musical está basado en los recuerdos de infancia de Gordon Sumner y la historia gira al rededor de unos astilleros británicos a punto de cerrar y la decadencia que el pueblo que los alberga sufre a raíz de esto. Las críticas a la trama fueron encontradas, pero el New York Times la calificó como “desenfocada y difusa” y The Independent la llamó “cliché, predecible y superficial”… ¡Auch!

Aunque probablemente esto le dolió al ex-vocalista de Police, seguramente su próxima gira por 18 ciudades de Europa le ayudará a calmarse.