En un discurso emocional desde Nueva York en la Cumbre de la ONU contra el Cambio Climático, la activista sueca de 16 años, Greta Thunberg, acusó —sin rodeos— a todos los líderes mundiales de fallarle a la nueva generación. “El cambio viene, les guste o no”, mencionó al micrófono.

Eso sí, estas duras palabras no fueron escuchadas por todos. Muchos líderes mundiales —como Trump, Putin o China… tampoco AMLO, por cierto— decidieron no participar en el evento de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que busca soluciones ante la crisis climática actual o ya de perdida convencer a los países desarrollados de bajarle a sus emisiones de carbono o sus gastos ridículos de combustibles fósiles.

Volviendo al tema: las palabras de Greta Thunberg no fueron ni tantito amables. En realidad, le puso una santa regañada a los líderes mundiales que sí asistieron a la cumbre. ¿No nos creen? Nomás échenle un ojo a la introducción:

“Todo está mal. No debería estar parada aquí. Yo debería estar en la escuela en el otro lado del océano. ¿Cómo se atreven a venir conmigo en busca de esperanza? Se robaron mis sueños y mi infancia con sus palabras vacías (…) Y aún así, yo soy de los afortunados: las personas están sufriendo, gente está muriendo. Ecosistemas enteros colapsaron. Estamos en el inicio de una extinción masiva y ustedes solamente hablan de dinero y cuentos de hadas de crecimiento económico. ¿Cómo se atreven?”

Luego, con lágrimas en los ojos, el mensaje continuaba hablando sobre la ciencia detrás del cambio climático y la joven activista reclamó a quienes voltearon para otro lado —o lo siguen negando— a pesar de que la investigación es clara.

Teniendo en cuenta la meta de mantener el calentamiento global por debajo de 1.5 grados Celsius, Greta Thunberg hacía cada vez más fuerte su petición para disminuir las emisiones de CO2 en el mundo desarrollado a cantidades superiores al 50%. “Aunque esos números los pongan incómodos”, reclamaba.

Como no le haríamos justicia a sus palabras finales, les dejamos intacta la conclusión de Greta Thunberg frente a los líderes mundiales en la ONU.

“Nos están fallando. Pero las personas jóvenes están empezando a entender su traición. Los ojos de las generaciones futuras están sobre ustedes y si deciden fallarnos, les digo que nunca se los perdonaremos. No dejaremos que se salgan con la suya. Justo aquí y justo ahora es donde marcamos la línea. El mundo está despertando y el cambio ya viene. Les guste o no”