Dos meses después de ser anunciada su creación, Futuro 21 celebró su primera asamblea. ¿Quiénes?, ¿qué? Ahhh, la plataforma que presentaron en junio personajazos como Gabriel Quadri, Miguel Ángel Mancera y Purificación Carpinteyro. Uffffff…

Bueno, el caso es que Futuro 21 ya entró en acción y lo que más llamó la atención es que todo mundo cree que su inicio de actividades representa el fin del PRD. Quizás esto se debe a que, cuando se dio a conocer su creación, el Sol Azteca anunció que prestaría su registro a la plataforma. Pero, ante la confusión (cof, retractación, más bien, cof), el partido liderado por Ángel Ávila Romero (¿¿¿???) aclara que no desaparecerá.

Foto: Especial

Por el contrario, sigue si propia ruta de fortalecimiento y sumando esfuerzos con la Plataforma Futuro 21, la cual es una iniciativa del PRD, Cambiemos, Vamos, Vamos Juntos, Une y Une Puebla”, señaló el PRD por medio de un comunicado.

Aunque el sábado Futuro 21 ya celebró su primera “asamblea nacional”, el Revolución Democrática indica que esta “organización superior” todavía no existe… ¿tons? Bueno, pues andan en pláticas y talleres con miras a ver cómo le hacen para participar en las elecciones federales de 2021. Por ejemplo, en esta primera asamblea, el exrector de la UNAM (y exaspirante a la dirigencia del PRI), José Narro, se echó una platicadita con los interesado en formar parte del proyecto.

“Una nueva formación política debe ser progresista y tener en el centro de su interés a los más necesitados (…) Se requiere entender que libertad, democracia y desarrollo van juntas o no funcionan”, señaló el también extitular de Salud, en épocas de EPN.

Otro que estuvo presente en el estreno de Futuro 21 fue Gabriel Quadri que, con su pose toda hípster, alertó que México con AMLO está viviendo una “regresión autoritaria”. “Nos estamos dando cuenta cómo las democracias pueden morir, a manos del populismo en contra del interés nacional, que acosa a sus críticos y a los que disienten, que cree que a través de él habla el pueblo”.

A días de que se difundiera que el PRD perdió cerca 4.2 millones de militantes, Futuro 21 podría entenderse como el plan B. De hecho, se presenta como un “proyecto alterno” del Sol Azteca…  o, como bien pudiera decirse, “apenas echaste a perder uno y ya vas por el otro”. Pero bueeeeeeeno…