Luego de que ayer, 14 de abril, AMLO asegurara que los altos precios que ya se reportan en las gasolinas no es bronca de la 4T, sino de empresarios que la venden más cara, se dio a conocer cuáles son los precios en los que más o menos se debe vender el litro de las gasolinas… ahí pa’ que vayan buscándole.

La secretaria de Energía, Rocío Nahle, fue la encargada de dar a conocer  que, de acuerdo a los datos que maneja el gobierno federal, el precio más alto (por litro de la gasolina, claro) lo manejó Shell (a 20.23 pesitos), mientras que la más económica fue cortesía de PetroSeven (18.74)… a todo esto, Pemex –“que es la comercializadora más grande”, según Nahle– ni pa’llá ni pa’cá: “está en un promedio intermedio” (19.51), comentó la titular de la Sener.

En lo referente a la Premium, igual Shell es la que más caro da el litro (21.61), mientras que Pemex está en la media con su 20.81 pesos el litro y PetroSeven se sigue luciendo con sus centavos de rebaja: a 20.35 el litro. Por último, en lo que toca al Diesel, Wallmart es la que tiene el precio más alto (21.75), Pemex aquí también está en la media (21.28) y la campeona para el bolsillo es Rendichica (20.54)

Por su parte, el director de Pemex, Octavio Oropeza, demostró con una gráfica que el gobierno de la Cuarta Transformación no ha faltado a su promesa de no incrementar el precio de las gasolinas por arriba de la inflación (cof, pero sólo con los distribuidores, cof). “El precio tope inflacionario es 17.90, que es exactamente el mismo precio al cual Pemex le está vendiendo a las estaciones de servicio. De manera que se está cumpliendo con el compromiso”, aseguró el funcionario.

¿Y el consumidor de gasolina?

Ahh, pues para él, el tope que se tiene es de 19.40 pesos por litro (en el caso de la gasolina regular)… sin embargo, los distribuidores como que se pasan el tope del gobierno por donde las revisiones no pasan y, así, se tiene un precio promedio de 19.52 pesos… por encima de la línea de inflación.

En el caso de la gasolina Premium la cosa cambia: se cumple la promesa para ambas partes (distribuidor y consumidor), ya que el precio por litro no rebasa el tope inflacionario que, en el caso del consumidor, se establece en 20.90 y la venta en promedio está en 21 pesitos… pero con el diesel otra vez: el tope del gobierno es de 20.96 y se vende aproximadamente en 21.29… es decir, 33 centavos más caro que lo que se debería.

Foto: Shutterstock

De acuerdo con el presidente, Andrés Manuel López Obrador, estos precios se dan de acuerdo con un mecanismo que apenas se está ajustando… así que si los previos no checan, no se preocupen… en un futuro se espera tener “una información más apegada a la realidad y que ayude lo más que se pueda (…)” la CRE tiene un sistema de información, pero en los últimos días se suspendió, pero ya se echó de nuevo a andar y, por ahora, se está actualizando.

Según espera AMLO, los distribuidores tendrán que echar la mano para que los precios de los combustibles no sigan por encima del tope inflacionario… y, por lo que dio a entender, eso también será chamba del consumidor, buscando gasolinerías que respeten los precios, esto con base en la información que semanalmente ofrecerá la 4T. “Todos los lunes se dará a conocer el ‘quién es quién’ en las gasolinas”, advirtió el presidente.