Foto: Cuartoscuro.

Gibrán Ramírez registra su candidatura para dirigir Morena entre dudas sobre transparencia

Ya comenzó la carrera por la dirigencia de Morena y uno de los candidatos a contender es Gibrán Ramírez —conocido por los tuiteros desde las elecciones de 2018 y por los televidentes que cachan la señal de Canal Once y el programa pro 4T ‘De buena Fe’.

Este 8 de septiembre el doctor en Ciencia Política de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México) se lanzó con su banda —dijo que no eran paleros, sino “obradoristas” de corazón— al INE para registrar su candidatura por la dirigencia de Morena.

gibran-ramirez-morena-ine

Foto: Cuartoscuro.

“No me acompañaron senadores, ni diputados ni presidentes municipales. Me acompañaron la militancia y las bases obradoristas. ¡Esta candidatura es del pueblo!, publicó el buen Gibrán Ramírez para dar a conocer que competirá ante Mario Delgado, diputado federal de Morena, y el mítico Porfirio Muñoz Ledo.

De acuerdo con Gibrán, con el apoyo del mero pueblo, el objetivo es que Morena se aleje de la burocracia y que salga del encerrón que se ha dado durante dos años —después de ganar las elecciones presidenciales de 2018.

Sin embargo, en el camino hacia la dirigencia ya han salido un par de preguntas sobre la chamba que el doctor Ramírez ha desempeñado en un lugar conocido como la Conferencia Interamericana de Seguridad Social (CISS) —un organismo internacional, técnico especializado, de carácter permanente que opera desde 1942 para fomentar el desarrollo de la seguridad social en América y donde el doctor Ramírez llegó en enero de 2019.

Gibrán Ramírez

Justo en el día del registro del conductor de Canal Once, El Heraldo de México publicó la columna “Las dudas sobre la candidatura de Gibrán”, del analista político Hernán Gómez —quien durante las elecciones de 2018 también expresó su simpatía por el proyecto de AMLO.

En esta columna, Gómez lanzó varias preguntas sobre el desempeño de Gibrán Ramírez —que ya hasta pidió permiso para desafanarse un rato de la CISS— en la Conferencia, un organismo que depende en su presupuesto del IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social) pero que poco ha brillado en la rendición de cuentas y transparencia.

gibran-ramirez-registro-ine

Foto: Cuartoscuro.

De manera general, Hernán Gómez puso en la mesa un par de testimonios que acusan que la CISS sólo se usa como plataforma política —en este caso supuestamente la de Gibrán Ramírez— y los recursos se utilizan de manera discrecional.

Es más, el analista apuntó que la nómina del CISS no es pública —desde otra cancha el politólogo Leonardo Núñez también ha intentado conocer la situación presupuestal de la Conferencia, pero en las peticiones hechas en la Plataforma Nacional de Transparencia, la bolita se la echan a la Secretaría General de la CISS porque la info no está disponible.

De esta manera, Gómez expuso que hay una falta de compromiso en los rollos de transparencia, como conocer el sueldo de Gibrán Ramírez o por qué hay banda de la CISS que le está echando una mano para supuestamente organizar su candidatura en la dirigencia de Morena.

Hasta ahora se sabe que la CISS recibe más de 90 millones de pesos al año y que Gibrán percibe 25 mil 874 pesos —semanales— por conducir un programa en Canal Once, de acuerdo con una solicitud de transparencia hecha por Leonardo Núñez.

Rumbo a la dirigencia de Morena

Ante este escenario, el mismo Hernán Gómez llamó al joven Gibrán Ramírez para que aclare estos datos y su camino hacia la dirigencia de Morena no encuentre más rollos.

Por cierto, el registro ante el INE termina este 8 de septiembre. Luego, el Instituto Nacional Electoral deberá hacer una encuesta de reconocimiento en los próximos días —entre el 16 y 22 de septiembre— para reducir el número de candidatos y que queden seis lugares para la dirigencia y seis para la secretaría, antes de aplicar la encuesta que decidirá quiénes se quedan a cargo de Morena.

Mario Delgado se registra ante el INE como candidato a la dirigencia de Morena