Últimamente hemos estado viviendo cada vez más las consecuencias del calentamiento global y la contaminación sin control: temperaturas demasiado altas o demasiado frías, lluvias y huracanes con intensidades nunca antes vistas, animales con plástico en sus estómagos, disminución preocupante de especies, etc. Y esta tampoco es una buena noticia.

De acuerdo con un estudio de la revista académica Proceedings of the National Academy of Sciences, entre 2003 y 2013 el deshielo de la zona de glaciares de Groenlandia se ha cuadriplicado, situación que genera un peligro inminente de un aumento considerable en el nivel del mar en todo el mundo.

Los cálculos indican que cada año se pierden 280 mil millones de toneladas de hielo.

Peor tantito, el ritmo de deshielo es mucho mayor en zonas del interior, es decir, que el hielo se está derritiendo tierra adentro desde la costa. Así lo reveló el profesor de Geodinámica de la Universidad Estatal de Ohio, Michael Davis.

Esto significa que el deshielo de verano provoca que los ríos hacia el Atlántico fluyan cada vez con más agua, lo que a la larga podría provocar un aumento en el nivel del mar. De acuerdo con los estudios, Groenlandia perdió lo equivalente a casi un milímetro de aumento en el nivel del mar por año.

Pero ¿por qué pasa esto? 

La revista académica revela que estos acelerados cambios en la cantidad de hielo se deben a las variaciones en las condiciones atmosféricas y oceánicas como el aumento en la temperatura, situación que es resultado del calentamiento global.

Aún más escalofriante es que, según los científicos, esta situación es irreversible. Uno de los autores de la investigación revela que lo único que podemos hacer es adaptarnos y mitigar en lo posible el calentamiento global.

Se estima que si algún día se derrite por completo la capa de hielo de Groenlandia, el nivel del mar en el mundo aumentaría siete metros.