… pero a regresar. Ja, ja, ja. Ok, después del inocente chascarrillo, les informamos que, luego que el líder nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, anunciara su renuncia al cargo, no son pocos los integrantes del tricolor que claman su permanencia. Es en serio.

Aunque durante su presidencia el PRI obtuvo una de las derrotas electorales más dolorosas de los últimos años (casi comparable con el 7-0 que le propinó Chile a la selección nacional… ok, eso no tiene comparación), gobernadores electos (y uno que otro que todavía tiene hueso), dirigentes de organizaciones, así como legisladores, pidieron al buen Manlio que no deje el changarro arrumbado, es decir, que no abandone la dirigencia. ¿Pues no que ya le iba a echar ganas?

beltrones mensaje

¿Por qué quieren que se quede? Bueno, eso lo sintetizó el mismísimo Enrique Peña Nieto, quien una vez enterado del abandono de Beltrones, no dejó de reconocer el trabajo que éste se aventó durante el tiempo que dirigió el destino del PRI, esto a través de mensajes en Twitter que más o menos enunciaban así:

“Como militante del PRI reconozco la visión, liderazgo y trabajo comprometido de Beltrones (…) A lo largo de su carrera política, Beltrones se ha distinguido por ser un factor de unidad y fortaleza para el PRI”.

beltrones epn

Pues con la pérdida de las gubernaturas que se aventaron en estas elecciones, quién sabe si se puede hablar de fortaleza… pero de que une, eso sí: los gobernadores de Sinaloa (el apenas electo, Quirino Ordaz), el de Jalisco, Aristóteles Sandoval y el de Campeche, Alejandro Moreno, son sólo algunos de los nombres de representantes de alto nivel emanados del tricolor, que se oponen a que Beltrones se le vaya.

Y mientras tanto en el PRD…

Tal como lo adelantó Jesús Ortega, el presidente del Sol Azteca, Agustín Basave, formalizó su renuncia, debido a que, luego de los resultados del 5 de junio (no muy bueno tampoco), quiere garantizar la gobernabilidad al interior del partido.

agustin basave

Según reporta Reforma, una vez que Basave puso su renuncia sobre la mesa, al igual que a Beltrones, los representantes de las diferentes corrientes (o tribus) que habitan en el PRD pidieron que su aguantara… sin embargo, la decisión parece irreversible.

“La normatividad interna y la cultura política imperante, obstaculizaron mi presidencia al grado de que antes de cumplir dos meses en el cargo tuve que poner mi renuncia sobre la mesa para afianzar mi autoridad y sacar adelante las alianzas que consideré y considero indispensables para derrotar al PRI”, señaló.

*Vía Reforma