El pasado viernes 15 de diciembre, la Procuraduría General de la República (PGR) permitió que la maestra Elba Esther Gordillo continuara su proceso en uno de sus departamentos después de retirar una impugnación en su contra. Después de cuatro años y 10 meses de su captura, la exlideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) irá a su casa. Esta noticia se empalmó con otro anuncio: el Partido Nueva Alianza (PANAL) anunció su coalición con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) rumbo al proceso electoral del próximo año. Así como lo leen: la exlideresa magisterial recibió prisión domiciliaria el mismo día que su organización política conformó una alianza en favor del precandidato tricolor José Antonio Meade Kuribreña.

Luis Castro, dirigente nacional de Nueva Alianza, señaló,  en entrevista ofrecida  con el periodista Carlos Loret de Mola, que de ninguna manera la alianza con PRI y Verde estaba relacionada con el caso de Elba Esther Gordillo y que ellos están completamente en “contra de politizar la justicia“. El viernes, José Antonio Meade se posicionó en el mismo sentido. O, al menos, eso trató. El abanderado de la coalición “Meade Ciudadano por México” (ahhh, ¡qué nombrecito!) trastabilló al momento de asegurar que no había relación alguna entre estos dos hechos. Tal vez lo traicionó el subconsciente. El “amigo Pepe Meade” dijo lo siguiente: “yo creo que es muy importante que, como entre muchas otras cosas, la correlación no es coincidencia“. ¿¡KHÉ!?

El elegido del presidente Enrique Peña Nieto trató de enmendar y, después de una risa nerviosa, espetó lo siguiente: “la correlación no es causalidad, yo creo que siguió un proceso, se está aplicando la ley y eso no tiene nada que ver con lo que estamos viendo en lo político. No hay una correlación entre el Panal y la exsecretaria general. Y yo creo que son temas que están viendo por separado, como debe de ser, además”. Ahora sí que no te ayudes, compadre.

En otros temas, el “ciudadano simpatizante” aplaudió la aprobación de la Ley de Seguridad Interior debido a que esta “era algo que le hacía mucha falta al país“.

¿Meade daría positivo en el antidoping?

José Antonio Meade Kuribreña, precandidato único del PRI a la Presidencia de la República

Foto: Notimex-Guillermo Granados

Este no es el primer desliz en el periplo de Meade Kuribreña como el elegido del PRI. Uno de los primeros golpes en contra del “amigo Pepe Meade” vino por parte de uno de los suyos: Ernesto Castillo Rosado, dirigente estatal del PRI en Campeche. El líder priista pidió que se les aplicara el examen antidoping y de salud mental a los candidatos a la Presidencia de la República, hasta propuso que Meade fuera el primero en hacerlo. Después regó el tepache y gacho: “tenemos la convicción de que el primero que se sometería a estos exámenes y que saldría positivo en todos y cada uno de ellos en nuestro candidato, José Antonio Meade“.