Grupo armado irrumpe en rancho del suegro de gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich

Definitivamente esperanzador… ¿que un grupo armado irrumpa en la casa de un ciudadano? No, que Pavlovich haya encontrado el amor. Hay esperanza para todos, entonces… pero bueno, lejos de toda cábula, la gobernadora de Sonora tendrá que echarle ganas a la erradicación del crimen en su estado, porque éste ya salpicó hasta a su sacrosanto suegro.

“Ahhh, pero si ni le hicieron nada”. A ver, que un grupo de empistolados se pare afuera de tu casa… a verdad, güey. De acuerdo con El Universal, el empresario ganadero y suegro de Pavlovich, Sergio Torres, recibió una visita no muy agradable en sus terruños. No hablamos de los testigos de Jehová ni de los aboneros de Elektra, sino de un grupo de sujetos armados que arribaron a un rancho de su propiedad para meterle un buen calambre.

El hecho quedó registrado por las cámaras de videovigilancia colocadas en la propiedad de Torres. Según se ha difundido, la visita de los empistolados se realizó la tarde del pasado miércoles 27 de marzo, por ahí de las 13:00 horas… y quién sabe si tenga que ver, pero se da en pleno jaloneo por la presidencia de la Unión Ganadera Regional de Sonora.

Por los hechos, Torres Serrano acudió ante las autoridades, acusando que la presencia de los sujetos armados fue con el objetivo de intimidar a su familia. Además, sin especificar los motivos, el suegro de Pavlovich señaló que ha recibido diversas amenazas en su contra.

Gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich

Foto: @claudiapavlovic

Según se puede ver en las imágenes, el pequeño pero intimidante grupo armado arribó al rancho Las Norias a bordo de dos vehículos… y pues ya, casual, descienden cuatro sujetos de los autos, dan el rol por un rato y listo.

Al respecto, la gobernadora Pavlovich no se pudo pronunciar. De acuerdo con Proceso, la gobernadora de Sonora sufre de una diarrea de aquellas (bueno, en realidad se habla de una “severa infección”… pero no se especifica más) y, por ello, se encuentra en reposo obligado. “Tiene un poco quebrantada su salud, por tres días estará ella despachando en su casa y me pidió que se los comentara para que no la extrañen si no la ven, pero estará como siempre atenta trabajando”, comentó la jefa de la oficina del Ejecutivo Estatal, Natalia Rivera.