Foto: El Universal- Jorge Luis Plata/ Reforma

Acusan a gobierno de Oaxaca de juntar gente para hacer frente a posibles abucheos con AMLO

Tal vez el ataque contra el periodista Jesús Hiram Moreno, en Salina Cruz, o las demandas de la CNTE (Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación) en Oaxaca no ocupen al cien al gobierno estatal y su atención realmente se centra en… ¿movilizar a gente para contrarrestar posibles abucheos contra el gobernador en un mitin de AMLO?

Medios de comunicación han señalado que trabajadores de la administración fueron llevados a Guelatao de Juárez, región donde nació Benito Juárez, el 21 de marzo de 1806, para hacer frente a los ya acostumbrados abucheos que reciben los gobernadores estatales en cualquier evento de Presidencia. En este caso, nos referimos al evento para conmemorar el natalicio del exmandatario de México, con la presencia de AMLO.

El reporte

Como mencionamos, los medios han reportado que grupos de trabajadores gubernamentales se encontraron en la ciudad de Oaxaca para ser trasladados a Guelatao. Y, ¿luego? La novedad aquí fue que antes de las 07:00 horas de este 21 de marzo, los empleados llegaron a la explanada del municipio para ocupar el espacio apartado para los civiles —que se supone, por convicción tendrían que acudir al evento—.

Pero aquí no acaba el asunto. Según algunos trabajadores, la tarea que tenían no era sencilla, pues recibieron la orden de que ante cualquier abucheo en contra del mero mero de Oaxaca —que se supone debe ser el pueblo pero no, es el gobernador— gritaran “¡Juárez!” y así opacar las voces del descontento.

En fin, después de la ausencia de Presidencia —durante 18 años— en Guelatao de Juárez para conmemorar el natalicio del Benemérito de las Américas, AMLO le cayó en este estado para hacerlos honores y de paso echarle un ojo a la situación que se vive en esta zona —pues entre sus simpatizantes, también lo esperan los maestros de la Sección 22 de la CNTE en medio del descontento en el magisterio por la Reforma Educativa—.

**Foto de portada: El Universal– Jorge Luis Plata/ Reforma