Un perrito de Oaxaca llamado “Güero” ha comenzado a hacer ruido en redes sociales, aunque no precisamente por las mismas razones por las que lo hizo “Mazapán”, otro amigo de cuatro patas del mismo estado que hace unos meses se ganó los corazones del internet gracias a la fama que tiene por tierras oaxaqueñas.

En realidad, la historia de “El Güero” es contada para que las autoridades hagan algo y se le haga justicia. Y es que varios alumnos del Colegio de Bachilleres de Oaxaca -en donde este amiguito de cuatro patas tenía su hogar- así como activistas y defensores de los derechos de los animales, denunciaron en redes sociales que dos presuntos policías de la entidad asesinaron a este perrito al dispararle en la cabeza, algo que ha causado indignación entre los miembros de la comunidad.

Foto: Facebook

De acuerdo con medios locales, “Güero” era un perrito callejero que llegó al plantel preparatoriano hace un tiempo, donde después de ganarse el cariño de todos se quedó a vivir ahí. Era común que se le viera conviviendo con los estudiantes, quienes lo cuidaban y le daban una que otra cosa de comer, y su cariño por este suave amiguito era tan grande que incluso le hicieron su propia cuenta de Facebook.

Sin embargo, el pasado jueves 16 de mayo “Güero” fue asesinado por dos presuntos policías que iban a bordo de sus motocicletas, esto entre las 6:15 y 6:20 de la mañana. De acuerdo con los testimonios de varios estudiantes, esto sucedió en el fraccionamiento El Retiro, que se encuentra frente a la preparatoria. Ahí, los uniformados le dispararon al perrito en varias ocasiones luego de que éste los correteara.

Foto vía: Tribuna

Lamentablemente una de las balas impactó en la cabeza del canino, por lo que murió frente a todas las personas que presenciaron el hecho y que ahora exigen a las autoridades, se revisen las cámaras de seguridad instaladas cerca del lugar para identificar a los asesinos del “Güero” y paguen por lo que hicieron, ya que la crueldad animal en México es considerada un delito que se puede pagar con prisión.