Lucha por la amapola en Guerrero: enfrentamiento deja un soldado y ocho civiles muertos

De las pocas cosas interesantes que ha dicho durante su mandato el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, está la alternativa para disminuir la violencia en la entidad, basada en la legalización de la amapola.

De las pocas cosas interesantes que ha dicho durante su mandato el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, está la alternativa para disminuir la violencia en la entidad, basada en la legalización de la amapola. Quizás no esté tan perdido el hombre que propone ir a echar un pozole cuando le hablan de inseguridad, ya que se estima que el Estado sureño hay por lo menos de 10 a 12 mil hectáreas donde se cultiva amapola… las cuales por ahora se utilizan para sacar la heroína, cuando bien podrían usarse con fines medicinales.

Pero bueno, en lo que las autoridades correspondientes le entran al asunto, este fin de semana se registró un enfrentamiento entre el Ejército mexicano y un grupo armado, el cual dejó un saldo de nueve civiles y un soldado muertos. El hecho se dio en el municipio de Teloloapán, en la región norte de Guerrero, una zona en donde se cultiva la amapola, según señala CNN/Expansión.

4

De acuerdo con el vocero de Seguridad de Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, el enfrentamiento se dio alrededor de las 23 horas del sábado, cuando el personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se encontraba realizando un recorrido de reconocimiento. “Un indeterminado número de delincuentes agredieron a los soldados. Acto seguido personal militar repelió el ataque armado”, detalló Álvarez.

Los ocho civiles caídos son señalados como presuntos delincuentes. En lo que respecta al militar, éste resultó herido, pero lamentablemente murió a los pocos minutos. Después de la refriega, se logró el decomiso de dos camionetas camufladas, armamento y uniformes. Las autoridades no especificaron de qué corporación, pero presumiblemente son de la Sedena, ya que en las imágenes que circulan, los civiles muertos portaban ropas militares.

La producción de amapola en el país se ha elevado debido a que la demanda de heroína en Estados Unidos se ha intensificado igualmente. Obviamente, son muchas las bandas que se disputan el control de los sembradíos de la planta opiácea, las cuales no han podido ser calmadas por el Ejército nacional. Debido a esto –y porque parece que la legalización de la amapola no es opción– Estados Unidos ha ofrecido su ayuda para financiar la erradicación de la amapola. Claro, si es que se llega a un “acuerdo básico en términos de cómo harían más y mejor erradicación en el futuro”. Señaló hace unos meses el subsecretario estadounidense de Asuntos Internacionales de Narcóticos y Aplicación de la Ley, William Brownfield.