Una más de esas noticias que sazonan de forma amarga las mañanas. Ésta ocurrió en Chilpancingo Guerrero, donde un grupo armado entró sin mediar palabra y, así, directo se fue contra un sujeto que momentos antes había sido ingresado por una herida de bala.

Obviamente, no llegaron a darle una tarjetita de “Recupérate pronto”. De acuerdo con Proceso, los sicarios irrumpieron en el hospital Donato G. Alarcón, en Acapulco, Guerrero, para “rematar” al herido. Esto ocurrió la madrugada de ayer, 23 de mayo, alrededor de la 01:30 horas.

Según el reporte oficial, “Pablo”, un sujeto de 30 años, fue ingresado al hospital ubicado en la llamada Ciudad Renacimiento, por una herida de bala provocada por un arma de fuego. Nada que pusiera en riesgo su vida… pero pa’ no dejar eso en las manos de los médicos, el grupo armado ingresó y disparó en repetidas ocasiones contra el convaleciente.

Antes de su asesinato, Pablo ingresó al hospital Donato G. Alarcón debido a las lesiones en las piernas que le provocó el ser víctima de un ataque a balazos. Este primer incidente habría ocurrido en el poblado de Las Plazuelas.

Luego de la ejecución, las autoridades del hospital decidieron suspender el servicio médico. Así que por varios minutos no hubo atención del servicio de urgencias, ni atención médica de ningún tipo. Las labores regresaron a su “normalidad” cuando la policía ministerial concluyó con sus diligencias.

Por el aumento de violencia, Estados Unidos emite alerta en Sonora

Foto: El Imparcial

Según reportan medios locales, tras este violento hecho, los trabajadores del hospital Donato G. Alarcón exigieron a las autoridades mayor vigilancia y seguridad. El reclamo fue hecho con dedicatoria al gobierno de Guerrero, así como al federal… de no recibir una pronta y necesaria respuesta, advirtieron que podrían irse a paro de labores en todas las áreas del hospital.

Fue horrible, llegaron armados y nos amagaron, pero iban directo contra esta persona que tenía disparos en las piernas y lo mataron, los doctores se escondieron y las enfermeras también, el área de urgencias estaba llena, fue un caos y no tenemos vigilancia”, narró uno de los testigos de los hechos.

DE acuerdo con El Sol de Acapulco, tras enterarse de lo ocurrido en su lugar de trabajo, algunos de los médicos y enfermeras del hospital no realizaron el cambio de turno, lo cual afectó el servicio… así que algo tendrán que hacer a la de ya las autoridades, ya que –según algunos trabajadores– no es la primera vez que algo así ocurre en este hospital.