Guía de fin de semana: cine

El 2011 ha terminado, y celebraremos su fin con una gran celebración el próximo sábado. Pero antes que nada, recordemos que tenemos tiempo para ir al cine, y qué mejor que saber los estrenos y las mejores películas a ver en cartelera. Aquí les tenemos las dos películas para despedir este 2011:

Sherlock Holmes: A Game of Shadows.

Guy Ritchie está de vuelta con Robert Downey Jr. en esta secuela a la interpretación moderna a los libros de Arthur Conan Doyle. A pesar de que la primera película fue recibida por la crítica como una muy simple versión de este detective clásico, se promete que en esta película no sólo se exploren nuevo personajes clásicos de la novela, pero que desglose de mejor manera la acción tanto como los clásicos personajes.

Sherlock Holmes siempre ha sido uno de los hombres más respetados de su comunidad, hasta que llega un misterioso hombre llamado Profesor Moriarty (interpretado por Jared Harris) que no sólo es de la inteligencia de Holmes, sino que tiene la capacidad de cometer el mal que más teme el detective.

A primera instancia, la recomendamos para quienes son fans del trabajo del director Guy Ritchie (también director y escritor de RocknRolla, Revolver, Snatch y Lock, Stock and Two Smoking Barrels) ya que su firma personal a lo que acción e historia se refiere son fáciles de discernir a primera vista. Por otra parte, quienes buscan una película entretenida, la recomendamos por ser una fácil y divertida película de acción; que sin embargo a los seguidores del los libros mantendrá con ganas de un mejor desarrollo de los personajes y una historia más clara.

En un mundo mejor.

Presentada durante la muestra internacional de cine, En un mundo mejor ganó el Oscar a mejor película extranjera en 2010, y es hasta ahora que llega a las salas de cine del país. La directora Susanne Bier es parte del movimiento Dogma 95’ junto con Lars Von Trier y Thomas Vinterberg, y en ese mismo contexto, la película es una reflexión sobre la violencia.

Dos jóvenes escapan de su difícil vida familiar con varias demostraciones de violencia en sus alrededores. Conforme esto se vuelve verdaderamente la forma de vivir de estos chicos, la violencia deja de tornarse una forma de escape, sino un nuevo engendro de violencia hacía ellos.

La película termina siendo un melodrama sobre varios temas de importancia en nuestro momento; como lo sería el abuso en las escuelas, la violencia y la vida en familia. Aun teniendo rezagos de haber sido parte del movimiento Dogma, la película es ciertamente un tanto dura por momentos, pero la recomendamos para quienes deseen pasar un rato interesante en el cine.