Foto: Simon Dawson - Pool / Getty Images.

¡Tomen mi dinero! Harvard desarrolla pruebas rápidas de COVID-19 a sólo un dólar

Científicos de la Universidad de Harvard trabajan para impulsar una serie de pruebas rápidas que detecten cargas altas de COVID-19 dentro de un organismo. Pero eso no es todo (como infomercial), también estos expertos buscan que estos test puedan adquirirse a un bajo precio en farmacias.

¿Cómo funcionarían estas pruebas rápidas de COVID-19?

De acuerdo con EconomíaHoy, estas pruebas rápidas para diagnosticar el coronavirus SARS-CoV-2 consistirían en una simple tira de papel y un pequeño tubo de ensayo. Cuando quisieras realizarte el test, sólo deberás untar un poco de saliva en la tira, y si tienes la enfermedad, ésta cambiaría su color.

Foto: Getty Images

Este sería el modelo que desarrollan los científicos de la Universidad de Harvard para que en tan sólo unos meses la población tenga pruebas rápidas y baratas.

¿Cuál sería el precio de estas pruebas para coronavirus?

También los especialistas aseguran que estas pruebas podrían venderse en lotes de 50 a un precio de 50 dólares, lo cual serviría para asegurar un test cada dos días durante dos meses.

Al respecto, Michael Mina, profesor de epidemiología en Harvard señaló: “Las pruebas simples en casa contra el coronavirus podrían ser la clave para ampliar los test e impedir la propagación de la pandemia”.

Cuáles son y para qué sirven los diferentes tipos de pruebas para detectar COVID-19

Foto: Getty Images

No 100% fiables; sí complementarias

La idea de estas pruebas, que aún no terminan por desarrollarse, comenzaron porque en varios puntos de Estados Unidos no se pueden conseguir fácilmente resultados de test en menos de 15 días.

Sí, según los especialistas, las pruebas para diagnosticar COVID-19 deberían dar resultados rápidamente para que esa información pueda utilizarse; si se demoran más de siete días, no sirven demasiado.

Prueba PCR Covid -19

Foto: Getty Images

No obstante, las pruebas en las que trabajan estos científicos no serían 100% fiables, pero sí proporcionarían mayor seguridad entre los casos asintomáticos para que decidan realizarse un test PCR.

“Si toda la población de Estados Unidos hiciera esto todos los días, disminuiríamos drásticamente nuestras tasas de transmisión y controlaríamos la pandemia. Las escuelas y las empresas podrían reabrir con la tranquilidad ya que se identificarían los individuos infecciosos y éstos se quedarían en casa”, señala finalmente uno de los especialistas.

*Con información de EconomíaHoy y The New York Times