Pese a la decadencia económica y moral que dominaron gran parte de los 80, a muchas personas les salió el espíritu altruista y “bondadoso”. Bob Geldof llevó a cabo el monstruoso festival Live Aid, llenando los estadios de Wembley en Londres y el John F. Kennedy en Filadelfia, en el cual reuniría a las más grandes estrellas de Rock de todos los tiempos, cuyo objetivo era ayudar a la población de Etiopía con la hambruna que padecían. Paul McCartney organizó el concierto para Kampuchea en el que participaron The Who, Queen, The Clash, Elvis Costello y The Pretenders entre otros para recaudar fondos que ayudaran a los desplazados por la guerra de Cambodia.

Los esfuerzos discográficos tampoco se hicieron esperar. Los británicos, de nuevo comandados por Bob Geldof, grabarían la canción “Do They Know It’s Christmas?” con la participación de Bono, Phil Collins, Boy George, Simon Le Bon (Duran Duran) y George Michael entre muchos otros bajo el nombre de Band Aid (un juego de palabras que refiere a una “banda que ayuda” pero también a los “curitas” como se conocen en México). Desde luego los norteamericanos no se quisieron quedar atrás y por idea de Harry Belafonte (quien le fue con el chisme a Quincy Jones sobre lo que habían hecho los ingleses) un verdadero caudal de estrellas se reunió en sobreexpuesto proyecto USA For Africa, en el que 44 famosos artistas de los 80 grabarían un tema escrito por Lionel Ritchie y Michael Jackson llamado “We Are The World” que lo escuchamos hasta en el refrigerador.

Así estaban las cosas a mediados de la década hasta que alguien pensó que los metaleros también deberían sumarse a los esfuerzos caritativos, después de todo eran uno de los géneros dominantes del momento.

Hear N’ Aid fue el nombre del proyecto que reunió a las más prominentes personalidades del Heavy Metal y el Hard Rock justo hoy hace 30 años en el estudio de A&M Records de Los Ángeles. El proyecto inspirado por la Band Aid británica, tuvo su génesis cuando Vivian Campbell y Jimmy Bain, entonces guitarrista y bajista del grupo solista de Ronnie James Dio, asistieron a un “radiotón” de 48 horas que también tenía fines caritativos. Ambos musicos comenzaron a escribir un tema y le pidieron a Dio que les ayudara con una letra. Siendo que en el mencionado radiotón compartieron microfonos con otros artistas de renombre, el trío pensó que sería buena idea grabar el nuevo tema con más estrellas del género y donar las ventas del álbum a la causa africana. El tema llevó el apropiado título de “Stars”.

Las mejores voces del Metal se unieron para intercambiar las líneas principales del tema: Ronnie James Dio, Rob Halford (Judas Priest), Eric Bloom (Blue Oyster Cult), Kevin DuBrow (Quiet Riot), Geoff Tate (Queensryche), el menospreciado Dave Meniketti (Y&T), Paul Shortino (Rough Cutt) y Don Dokken (claro, de Dokken)

Estas potentes voces fueron reforzadas con los coros de personajes como Vince Neil (Mötley Crüe), Tommy Aldridge (Ozzy Osbourne), Carmine Appice (Vanilla Fudge/King Kobra), Vinny Appice (Dio), Chris Holmes (W.A.S.P.), Blackie Lawless (W.A.S.P.), Mick Mars (Mötley Crüe), Michael McKean (alias David St. Hubbins de Spinal Tap), Ted NugentRudy Sarzo (Quiet Riot), Harry Shearer (alias Derek Smalls of Spinal Tap), Mark Stein (Vanilla Fudge) y gente de Rough Cutt, Dokken y Giuffria.

Desde luego, para los cánones del género y la época, los guitarristas y su virtuosismo eran gran parte del atractivo de este proyecto, el entonces hiper popular Yngwie Malmsteen, George Lynch (Dokken), Craig Goldy (Giuffria), Buck Dharma Roeser (Blue Oyster Cult), Eddie “Fingers” Ojeda (Twisted Sister), Neal Schon (Journey), Carlos Cavazo (Quiet Riot), Brad Gillis (Night Ranger) y el co-escritor del tema, Vivian Campbell pronto se olvidaron de la competencia y plasmaron los más deslumbrantes solos que fueron capaces. Éste último y Gillis también grabaron la base rítmica del tema junto a Dave Murray y Adrian Smith de Iron Maiden, quienes a mitad de su monumental gira World Slavery Tour, volaron hasta Los Ángeles para grabar sus famosas armonías de “guitarras gemelas”.

El bajo y batería fueron provistos por Jimmy Bain (Dio), Frankie Banali (Quiet Riot) y Vinny Appice (Dio).

Desde luego las implicaciones legales para obtener licencias y permisos de tantos artistas y sus diferentes disqueras representó un retraso de muchos meses, causando que el álbum apareciera hasta 1986. La canción fue editada en una especie de compilación con canciones que fueron donadas por bandas como KISS, Rush, Motörhead, Accept, Y&T, Scorpions, los apoderados de Jimi HendrixDio.

El disco titulado Hear N’ Aid, debutó en el lugar 26 de las listas británicas y el 39 en las norteamericanas. El impacto que tuvo el álbum quizás en el momento no se sintió, pero en unos cuantos meses registró ventas por un millón de dólares. Y desde entonces no se ha vuelto a repetir un evento de tal magnitud (aunque por ahí hubo un Swedish Metal Aid y el Big 4 no fue exactamente la misma cosa) a pesar de que causas para hacerlo sigue habiendo.

Recientemente la viuda de Ronnie James Dio, Wendy Dio dio a conocer la noticia de que “Stars” sería reeditada pues en el momento que apareció sólo se editó en cassette y vinil. Ahora tendremos una versión en CD y además un DVD que a su decir tendrá muchas tomas inéditas que quedaron fuera del video.

Les dejamos el histórico video que se editó para la ocasión y sean testigos del día en que los metaleros fueron amigos del mundo hace 30 años.

Si sólo quieren escuchar la canción, este es el video