Cuando muchos pensaron que ahora sí se le iba a aplicar el peso de la ley a Rodrigo Vallejo, hijo del ex gobernador de Michoacán,  pues resulta que su reaprehensión sólo duró una escaza semana.

Nuevamente el mayor de los hijos de Fausto Vallejo fue liberado por la Procuraduría General de la República (PGR). “El Gerber”, como se le conoce, salió de las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, ya que las autoridades consideraron que todavía no tienen suficientes elementos para vincularlo con el líder de los Caballeros Templarios, Servando Gómez “La Tuta”, o para acusarlo de colaborar con el crimen organizado.

Luego de 96 horas detenido, Vallejo obtuvo su libertad (no se sabe si tuvo que aflojar otros siete mil pesitos), pero se informó que su investigación sigue abierta, así que no deberá sorprendernos si es citado de nueva cuenta para ampliar sus declaraciones, ya que su liberación es “con las reservas de la ley”.

rodrigo vallejo

Hace sólo unos días, el lunes, la PGR cumplió con una orden emitida por un juez, en relación a la localización y presentación del “Gerber”, pero no para ofrecer su explicación de los videos que –después de salir por primera vez- diera a conocer el periodista Carlos Loret de Mola, sino para responder sobre las declaraciones que algunos testigos hicieron y otras pruebas documentales que el Ministerio Público tuvo a su alcance y que se consideraron como indicios de que Vallejo –efectivamente- colabora con grupos criminales.

En aquella ocasión la procuradora  Arely Gómez señaló que el caso de Rodrigo Vallejo no se había concluido y que seguía siendo acusado de delincuencia organizada y encubrimiento, éste último el delito por no querer aflojar información sobre el paradero de “La Tuta”… pero como el templario lleva rato en el bote, pues…

@plumasatomicas

*Vía La Jornada, Proceso