Qué chistosa broma ¿no? Recientemente en una escuela de la alcaldía Cuajimalpa, de la Ciudad de México, un estudiante envió un correo electrónico a las autoridades de la institución advirtiendo que había colocado una bomba oculta en algún lugar de un locker.

Advirtió que explotaría en dos días.

Lógicamente se dio aviso inmediato a la Secretaría de Seguridad Pública capitalina y policías adscritos a la Fuerza de Tarea llegaron al colegio para inspeccionar el lugar.

Afortunadamente no encontraron ningún artefacto explosivo.

¿Y que creen? Que aparentemente se trató de una broma.

Después de la amenaza de bomba que recibieron, quien al parecer es un familiar del estudiante mandó otro mensaje a la escuela.

Afirmó que “su hijo de payaso” había enviando el correo.

El remitente del mensaje pidió una “sincera disculpa” e informó que el estudiante recibiría un “castigo ejemplar”.

Más y más “bromas”

El día de ayer, lunes 7 de octubre, la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) tuvo que cerrar sus puertas ante la amenaza de una balacera que circuló en redes sociales.

A final de cuentas, medios locales refieren que el alumno involucrado afirmó que “estaba jugando”.