Aunque de eso muchos Godínez piden su limosna, el diputado del Congreso de la CDMX, Orlando Garrido, les da un empujoncito a las empresas para que incentivar que las oficinas apliquen con mayor regularidad el “Home Ofice” (chambear desde casita, pa’ los cuates). Y qué mejor estímulo para ofrecer beneficios fiscales.

De acuerdo con comunicado del Congreso de la CDMX, el responsable de apoyar que se concrete el sueño Godínez es el panista Diego Orlando Garrido López… nomás que su iniciativa no va por el lado que ustedes piensan… bueno, quizás sí, pero principalmente para mejorar la movilidad en la capital del país.

 

Así, además de ayudar a aligerar el día a día de oficinistas, librándolos del tráfico de la ciudad y el estrés del transporte público (aparte, el respiro para el bolsillo), Garrido prevé que su iniciativa ayudará a disminuir las emisiones de contaminantes. Es decir, todos ganan.

“La propuesta del legislador del Partido Acción Nacional consiste en reformar y adicionar diversos articulados de la Ley de Movilidad y del Código Fiscal de la Ciudad de México, para instaurar alternativas y estímulos para que los ciudadanos tengan opciones de movilidad sustentables que generen un beneficio a la calidad de vida y de aire”, señala el texto asentado en el site del Congreso local.

Foo Fighters

Ahhh, sí… porque, como leyeron en el título de esta bonita nota, el diputado del PAN no sólo pretende que se otorgue estímulos fiscales a quienes apliquen “Home Office”, sino a quienes, cual microbús, atasquen su vehículo de viajeros. Es decir, hagan el “carpool”.

Para que lo que propone Garrido se haga realidad, se habrán de reformar y adicionar artículos a la Ley de Movilidad y al Código Fiscal de la CDMX. Según la propuesta del panista, la posibilidad de los estímulos fiscales iría tanto a personas físicas, como morales… y nada mal: hasta 40% de descuento en el Impuesto sobre Nóminas por estimular el “home office” y el “carpool” entre sus empleados.