Estamos a poco más de un mes de volver a ajustar nuestros relojes y —según dicen algunos— darle en la torre al reloj biológico, en privilegio de conspiraciones capitalistas que sólo benefician a los grandes mercados, blah, blah, blah… adelantar el reloj, porque ya mero es el horario de verano.

Peeeeeero, este año no sería necesario privarnos de una hora de sueñito, si es que el Congreso de la CDMX hace prosperar la iniciativa del diputado de Morena, Carlos Castillo Pérez, quien pretende que el gobierno federal emita un decreto para no aplicar el horario de verano en la capirucha.

 

Los cambios de horario “traen consecuencias nocivas en la salud de la población, principalmente en las personas adultas mayores y niños”, argumentó el político de Morena al presentar su propuesta, la cual —según criticó— no produce los efectos con la que se justifica su aplicación: no genera ahorro de energía evidente, ni produce beneficios económicos.

Y bien, lejos de argumentos sacados de videos de YouTube o de pláticas de cantina, el legislador de la CDMX evocó los resultados de un estudio sueco de 2008 donde se señala que hubo un incremento de casos de ataques al corazón en los primeros días posteriores a la aplicación del cambio de horario.

“El cambio de horario perturba el biorritmo natural de las personas y se convierte en un factor de estrés e inconformidad en la población”, alegó el diputado local de Morena, quien no sólo llama a cancelar el horario de verano, sino los dos cambios de reloj del año (o sea, también el de invierno).

Horario de Verano ¿Será este el último cambio de horario?

Además del estudio sueco, Carlos Castillo refirió que apenas el año pasado en Europa se llevó a cabo una encuesta sobre el tema, dando como resultado que la población responsabiliza al cambio de horario de cansancio, falta de concentración y estrés. “Esta encuesta es un indicador de que el cambio de horario perturba el ritmo biológico natural de las personas y se convierte en factor de estrés e inconformidad en la población, y eso nos hace replantearnos su funcionalidad”.

La encuesta pública de la Unión Europea involucró a 28 países miembros, que contó con la participación de 4 millones 600 mil personas, apuntó que los europeos están cansados de moverle a las manecillas de sus relojes. Los alemanes, por ejemplo, señalaron que prefieren vivir bajo el horario de verano, suprimiendo el de invierno.

Que no se te pase, este domingo comienza el horario de verano

El debate en la UE se podría extender hasta 2021 (ya que habrá que estudiar impactos sociales, medioambientales, de salud y económicos)… pero, por lo que sugirió el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, llegado el momento cada país decidirá bajo qué huso horario se moverá…

Regresando con la realidad mexicana, el diputado Christian von Roehrich recomendó a Castillo llevar su propuesta al Congreso de la Unión, ya que es en esa instancia donde se pueden checar posibles modificaciones a la Ley del Sistema de Horarios.