Dos días de mucha música, artes y sobretodo skate, así se vivió el House of Vans que estos 13 y 14 de octubre reventaron el Frontón México, convirtiéndolo en un espacio para representar lo mejor de la cultura callejera mexicana.

Los organizadores de esta edición se lucieron con un espacio dedicado a la rebeldía, locura y actitud en donde los asistentes pudieron disfrutar de deliciosa comida, al mismo tiempo que tuvieron la oportunidad de cortarse el cabello, arreglar su barba, ponerse uñas y hasta tatuarse con los más importantes exponentes de la Ciudad de México.

house-of-vans-2018-fronton-mexico-resena

Vans

Además, Vans preparó varios talleres como el Skate & Craft, donde la gente se llevó a cabo una pieza de una tabla de skateboading luego de aprender los múltiples usos que ésta puede tener. También llevaron a cabo el Squeeze Hi by Cocolvú, un espacio para transformar una pelota antiestrés en un Sk8-Hi que cada participante decoró a su gusto. Por su parte, el Art Salad sirvió para que de la mano de la artista Yazmin Huerta, el público aprendiera mucho más sobre el mundo del collage. Finalmente, su taller Tee Bag puso a prueba las habilidades manuales de los asistentes, para convertir una simple playera en una bolsa bastante coqueta.

Mientras todo esto ocurría, el team de skaters de Vans, así como público de todas las edades se encontraba demostrando lo mejor de sus piruetas en una pista que prepararon dentro del inmueble. Hubo una lesión de tobillo, pero nada impidió a los deportistas continuar haciendo lo suyo.

En otro lado del recinto, el artista Mike Sandoval impartió una muestra en vivo de cómo realizar un mural, aunque no fue el único, ya que Jay Howell también puso manos a la obra preparando un mural con sus reconocidos personajes, donde la gente se tomó algunos minutos para posar.

Este 2018 se llevó a cabo una edición más de House of Vans, un evento lleno de actividades para celebrar la cultura callejera.

Vans

Entre waffles y una gran selección de pistas que iban animándonos cada vez más, Vans calentaba motores para la mejor parte de su celebración: los conciertos. Por dos días consecutivos, Frontón México fue invadido por las figuras más relevantes de la música en México actualmente.

Sábado

Luego de todo un día lleno de actividades, lo mejor recién estaba por comenzar. La banda ganadora del Vans Sessions, No Wrong Numbers demostró porqué se merecía ese espacio. Un sonido potente que hizo brincar a más de uno y que fungió como la mejor bienvenida a la primera parte de conciertos.

Más tarde,  LNG-SHT llegó a House of Vans y con esa irreverencia que lo caracteriza alegró a sus fans y los hizo alzar sus manos al ritmo de su hip hop. Las cosas hasta ahí se sentían tibias, pero entonces, los regiomontanos Rosso y Jonáz de Plastilina Mosh, nos llevaron de viaje a través de sus más grandes éxitos como “Mr. P. Mosh”, “Nalguita” y “Millionarie”, que sin dudas cargaron de energía al público que llenaba de extremo a extremo el recinto.

house-of-vans-2018-fronton-mexico-resena

Vans

Y si bien el día había sido pesado, unos tragos de cerveza y unos minutos para reposar fueron suficientes para que el público se sintiera listo para brincar y echar desmadre con Molotov, que así como los regiomontanos, no decepcionaron y repasaron su historia musical, con la que pusieron a todos a cantar al ritmo de “Chingas tú, chinga tu madre. Sin duda un gran cierre de una banda que demostró que no importa cuanto tiempo pase, son y seguirán siendo una de las más importantes bandas de rock del país.

house-of-vans-2018-fronton-mexico-resena

Vans

Domingo

Par concluir un fin de semana agitado, la noche se dejó caer y con ella la energía de cientos de asistentes que esperaban ansiosos la llegada de Disidente. Directo desde Guadalajara, los tapatíos alocaron al público con su rock acelerado lleno de guitarrazos que terminaron por hacer a Alex (vocalista) quitarse la camisa y saltar hacia la multitud… definitivamente un show digno de House of Vans.

Ya con más ánimos, Caloncho llegó a llenar de romance el lugar con su reggae pop. Entre “Chupetazos”, “Brillo Mío” y “Palmar“, el también tapatío hizo a todos moverse de lado a lado, y aunque el público se notaba contento, fue extrañamente un pequeño cover de “La  Chona” el que inyectó de energía a todos y nos puso a brincar al ritmo de su cumbia. 

Las cosas se calentaban y el público comenzaba a hacerse más grande. Latas de cerveza continuaban abriéndose y en eso llegó DLD, una de las bandas más populares de rock en México, a recordarnos canciones como “Mi Vida” y “Arsénico”, que se robaron los aplausos y gritos de los asistentes en medio de un show sorpresivamente poderoso. 

house-of-vans-2018-fronton-mexico-resena

Vans

El tiempo corría,  el final se acercaba y con ello, la primera presentación de Panteón Rococó en la Ciudad de México luego de estrenar “El último ska” (con la que creímos que la banda anunciaba su adiós). ¿Quién dijo que el ska había muerto?

Panteón Rococó fue sin duda lo mejor de la noche, demostrando que ni el ska desapareció y que los años no les pasan encima. A tan solo unos días de haber estrenado nueva música, el público parecía ya conocer sus letras, sin embargo (y obviamente) todo se salió de control cuando se dejaron ir a través de sus clásicos como “Arréglame el Alma”, “La Dosis Perfecta” y “La carencia”. 

En medio del baile y el sudor, Dr. Shenka orquestó a todos para armar un circulo en medio del escenario en donde las personas que aún gozaban de energía aprovecharon para derrocharla en medio de golpes y brincos, mientras que los demás observábamos sin dejar de bailar ni alzar el puño izquierdo… Definitivamente una presentación épica que terminó por dar el mejor cierre al House of Vans 2018.