El 25 de junio de 1928, en Bruselas, Bélgica, nació el dibujante de historietas Pierre Culliford, mejor conocido como Peyo, el responsable de la invención de Los Pitufos.

Aunque la mayoría de nosotros conocemos a Los Pitufos, son pocos los que saben quién los creó y cómo fue que se le ocurrió hacerlo, así que hoy, que se hubiera celebrado el cumpleaños número 85 de su inventor, es un buen día para recordarlo.

Después de abandonar sus estudios en la Academia Belga de Bellas Artes, Pierre Culliford empezó a trabajar en un estudio de animación durante la Segunda Guerra Mundial, posteriormente comenzó a trabajar para agencias de publicidad y después de algunos años, creó a su primer gran personaje Johan, que luego aparecería en la serie de historietas conocida como Johan y Pirluit, la cual justo serviría como introducción a Los Pitufos.

En 1958 apareció la decimosexta historieta de Johan y Pirluit, titulada La flauta de los seis pitufos. La aventura mostraba a los protagonistas en medio de un bosque, descubriendo un pequeño pueblo que estaba habitado por duendes azules.

pitufospeyo

Como ya se lo imaginarán, los pequeños duendes azules antes mencionados eran Los Pitufos, cuyo nombre original en francés es Schtroumpfs. Su impacto entre el público fue tal que en 1959, un año después de su primera aparición, debutaron con una historieta propia, Los Pitufos negros, que fue la primera de una colección de minirelatos.

En 1963 comenzó a salir la historieta de Los Pitufos en forma serial y siguió publicándose hasta 1988. En 1989 se lanzó la revista infantil Schtroumpf!, misma que fue sufriendo algunos cambios con el pasar de los años, incluyendo en su título, hasta que dejó de publicarse.

En 1965 Los Pitufos llegaron al cine con la película Les aventures des Schtroumpfs, en la que participó el mismo Peyo como uno de sus guionistas. Los Pitufos también tuvieron su propia serie animada, la cual fue producida por Hanna-Barbera, se transmitió entre 1981 y 1990 y tuvo mucho éxito entre el público infantil.

Peyo alcanzó a ser testigo de todo el éxito generado por su creación más importante, Los Pitufos, y murió en 1992, a la edad de 64 años, a causa de un ataque al corazón.

El artista belga también creó a otros personajes, pero no hay duda de que siempre se le recordará por haberle dado vida a los suspiritos azules.