Foto: Especial

“Si se pudo con el huachicol vamos a poder con todo”: AMLO, tras 3 meses de operativo contra robo de combustible

A tres meses de haberse implementado el operativo contra el huachicol, hoy –23 de abril–  el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que se tienen “buenos los resultados”, los cuales auguran que la Cuarta Transformación podrá hacerle frente a cualquier bronca

“Si se pudo con el huachicol, el que puede lo más, puede lo menos. Si se pudo con el huachicol vamos a poder con todo (..) estamos bien y de buenas”, aseguró AMLO, aceptando que todavía hay algo de chamba que hacer al respecto… y que también habrá más ataques en su contra. “Hay toda una campaña, es lógico para que no nos vaya bien (…) del núcleo conservador. Pero la Cuarta Transformación avanza”.

De acuerdo con Octavio Romero, director de Pemex, atrás quedaron esas largas filas que se hicieron a inicios de año, cuando se implementó el plan anti-huachicol del gobierno federal. Ahora hay una regularidad en el abasto de gasolina, lo que significa que ha disminuido la demanda sin atender: El primero de febrero había demanda de 13 millones de litros por parte de las estaciones de servicio y al 22 de abril disminuyó hasta 0.02 millones de litros, explicó Romero.

“Hay menos demanda porque se está abasteciendo de manera adecuada. Prácticamente ya no tenemos demanda sin atender”, presumió el funcionario de Pemex.

En cuanto a los resultados que el operativo contra el robo de combustible ha dejado, el director de Petróleos Mexicanos también reportó una baja más que significativa. Si el año pasado se registraba el robo de 56 mil barriles diarios, llegando hasta a los 81 mil en noviembre, ahora los números son positivos. En enero, cuando comenzó el operativo anti-huachicol se redujo el robo a 23 mil barriles diarios… y así, hasta que ahora –según la Cuarta Transformación– sólo se reporta el robo de 4 mil barriles por día.

Además, aseguró que la transportación del combustible cada día vuelve a la normalidad: por medio de los ductos y no en pipas. Según los números que maneja, aunque se tiene todavía detectadas tomas clandestinas, pero se disminuyó el robo… “En enero se transportaban 600 mil barriles, aproximadamente, en febrero se incrementó a 700 mil, en marzo a 800 mil y en abril a 900 mil”… cuando en 2018, en promedio, se llegó a transportar casi mil 200.

Por su parte, la subsecretaria de Participación Ciudadana, Democracia Participativa y Organizaciones Civiles de la Secretaría de Gobernación, Diana Álvarez Maury, dio a conocer el avance de la atención que se brindó a las familias afectadas tras la explosión de un ducto clandestino en Tlahuelilpan, Hidalgo.

Según Álvarez Maury, tras la tragedia, el gobierno de la Cuarta Transformación verificó las listas de hospitalizados, desaparecidos y fallecidos, para después proceder a contactar a los familiares y crear toda una base de datos. Tras visitas familiares y censos, se comenzó a dar los apoyos federales correspondientes: 15 mil pesos a cada familia (un total de 2 millones 355 mil pesos).

Además del apoyo humanitario, se integró a las familias afectadas a programas sociales, con la intención de disminuir el robo de combustibles. Programas como el de Adultos Mayores, Prospera, becas educativas y apoyos al campo. Hasta el momento todavía hay cinco personas hospitalizadas, mientras que nueve ya fueron dados de alta… números bajos si se comparan con las 135 personas fallecidas (68 en campo y 67 en hospitales).