En estos días, organizaciones civiles se han manifestado ante el desabasto de medicinas en el IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social) o el ISSSTE (Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado) —tal como lo hicieron los ciudadanos en CDMX al denunciar la escasez de antirretrovirales para pacientes con VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana). En este contexto, surgió la iniciativa No al #HuachicolDeMedicinas para reportar el desabasto de medicamentos e insumos de salud, denunciar la demora en la entrega de fármacos y medicinas —porque el problema no es sólo cuestión de la gasolina, también el sector salud cuenta con sus deficiencias y su impacto negativo entre los pacientes.

Y para poder llevar a cabo la denuncia ciudadana, surgió la plataforma huachicoldemedicinas.org, donde se podrán denunciar los problemas de desabasto de medicamentos —en un sitio que reúne la voz de organizaciones civiles para denunciar los problemas, de acuerdo con Mauricio Merino, coordinador general de Nosotrxs.

Huachicol de medicamentos

La plataforma no es nueva, desde el 1 de marzo pasado se activó el portal y en la cuenta hasta el 7 de mayo, las organizaciones civiles han registrado casi 143 denuncias de desabasto de medicamentos. Entre los datos están:

  • CDMX con 29 denuncias.
  • Sonora con 20.
  • Jalisco con 18.
  • Puebla con 10.

El objetivo, además de ser un canal para las denuncias, es que estas lleguen a las autoridades, en este caso a la Secretaría de Salud mediante el ISSSTE y el IMSS para que se tomen cartas en el asunto y que se resuelva el problema del huachicol de medicinas en México, debido a que la corrupción dejó las puertas abiertas para el desvío de los medicamentos y la ineficacia de las compras.

Ahora, reto será de esta administración el gobierno de AMLO que si bien con esta no comenzó el desabasto y el desvío de los medicamentos, tendrá que hacer ajustes a la estructura para monitorearlo —tal como lo hacen con las tomas clandestinas de los ductos de Pemex— y erradicar poco a poco el problema, eso sí, con la participación de la sociedad.

**Foto de portada: Cuartoscuro.