Desde que comenzó 2019, el combate contra el huachicoleo ha sido uno de los temas que más ruido ha causado. De acuerdo con Petróleos Mexicanos (Pemex), desde 2016 a 2019, Hidalgo, Puebla, Guanajuato, Jalisco, Veracruz, Estado de México y Tamaulipas concentraron el 80% de la ordeña clandestina. En este contexto, la Policía Federal dio a conocer que en Progreso, Hidalgo, se encontraron y desenterraron 33 mil 800 litros de diésel.

Se supone que los elementos de la Secretaría y Protección Ciudadana (SSPC) daba una ronda de vigilancia en los tramos del poliducto Tuxpan-Azcapotzalcoel que de acuerdo con AMLO ha sido saboteado en múltiples ocasiones— cuando hallaron un terreno baldío con excavaciones.

Foto: especial.

Lo que encontraron fue el huachicol que estaba oculto bajo tierra, en cinco contenedores de plástico con capacidad para 10 mil litros, cada uno.

En la operación de los huachicoleros, para ocultar el combustible, una vez que enterraron los contenedores, los cubrieron con madera —las autoridades explicaron que cuatro de estos contenedores estaban abastecidos al 80% de diésel—.

Operativo del ejército para resguardar la zona del ducto de Tlahuelilpan. Foto: Reuters

Pero eso no fue todo, la policía también halló dos recipientes con capacidad de mil litros cada uno y que habían sido abastecidos al 90%.

Por lo pronto, en la historia de los operativos en Hidalgo, los elementos de la SSCP remitieron estos contenedores al Ministerio Público, mientras continúa la ronda de vigilancia en uno de los estados donde más ha impactado el robo y distribución de combustible —y en el que el 18 de enero se registró un accidente en uno de los ductos en Tlahuelilpan, donde al menos 93 personas perdieron la vida—.

**Foto de portada: especial.