La Cuarta Transformación todavía no tiene las cifras oficiales diarias de crimen en el país (como prometió AMLO en los primeros días de su gobierno)… pero a casi una semana de comenzar el plan anti-huachicol, comienzan a soltarse números. Vayan apuntando.

De un solo fregadazo la Policía Federal logró el aseguramiento de 52 mil 100 litros de huachicol que era transportado en unidades de carga y contenedores… pipas, pa’ pronto. Bueno, ni tan de fregadazo, sino que el combustible robado se logró recuperar en cuatro estados de la República… en total, el cuarteto de decomisos da como resultado la apantalladora cifra referida.

Según el diario capitalino, el aseguramiento de la gasolina se llevó a cabo en los estados de Tamaulipas, Tlaxcala, Querétaro y Guanajuato. En el primer caso, se dio en el municipio de González, donde una pipa fue encontrada abandonada con 20 mil litros de huachicol. En lo que respecta al aseguramiento realizado en Guanajuato, éste se dio gracias al reporte de robo de un tractocamión… y bueno, una vez hallado el vehículo se dieron cuenta que transportaba un contenedor arteanal con 17 mil 500 libros de gas robada.

Y bueno, los aseguramientos menos espectaculares (pero no menos importantes) se dieron en Tlaxcala y Querétaro. En el primero fueron decomisados 12 contenedores que eran transportados en un camión de carga: 10 mil 800 litros de hidrocarburo en total. En el segundo caso, la Policía Federal se encontró con una camioneta con cuatro contenedores: 3 mil 800 litros de gasolina que seguramente no se compró de forma derecha.

Tanto los vehículos (dos de los cuales tenían reporte de robo, como los litrotes de combustible recuperado, fueron puestos a disposición del Ministerio Público correspondiente. De ahí se espera que se hagan las indagatorias necesarias para ver quiénes fueron los genios que decidieron que era buena idea unirse a uno de los crímenes que, por lo que se ve, será de los que la Cuarta Transformación atacará con más enjundia.