Huelga general en Grecia

El gobierno de Karalos Papoulias, hizo hace unas semanas una propuesta llamada Plan de Austeridad para que el país helénico enfrente la fuerte crisis que los azota desde finales del 2009.

El famoso Plan de Austeridad fue aprobado hoy al medio día por el parlamento griego en votación publica y nominal. El plan de Austeridad es un programa de recortes y privatizaciones que según el primer ministro griego George Papandréu, es la diferencia entre “decidirse por la bancarrota o por la salvación” pues los estudios económicos dicen que si Grecia se declarara en mora, su estado se vería reflejado en otros países de la unión europea con una economía inestable, además de que significaría un abandono de los socios extranjeros con los que cuenta el país, que lejos de ayudarlo, buscarían salvarse.

Para responder al Plan de Austeridad los sindicatos del país organizaron una Huelga general de 48 horas, que comenzó ayer y que tenía como objetivo presionar al parlamento para no aprobar la reforma.

Siendo un poco frívolos podemos pensar que la reacción violenta del pueblo helénico es un tanto incomprensible ante la promesa de que para 2014 el país se encontrará recuperado. Pero es muy fácil entender el panorama desde lejos, o más bien (porque acá nos ha tocado cumplir con una buena parte de los recortes y privatizaciones del Plan de Austeridad) decirlo es fácil pero vivirlo no tanto. A lo que me refiero es que una sociedad en crisis económica no tiene la fe para sacrificar aún más el poco patrimonio que les toca.

Algunas de las medidas a seguir incluyen la subida de impuestos sobre el alcohol, los tabacos, la gasolina, el aumento del impuesto IVA dos puntos, llegando hasta el 23%. Se anularán las bonificaciones, se congelarán los sueldos del gobierno, se cancelará la partida del fondo solidario, además habrá un recorte de las pensiones, entre otras cosas. Para entenderlo mejor, valdría la pena echarle un ojo a detalle al Plan de Austeridad.

Pero además de eso, la aplicación del Plan de Austeridad era casi una condición para que la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional extiendan la próxima cuota del préstamo de rescate: 110, 000 millones de euros.

Como verán no parece que el panorama se abra hacia una mejor situación económica para los helénicos, pareciera que se recortará el presupuesto para pagar una deuda aún no adquirida. Tal vez por eso es que es tan impopular el dichoso plan al grado de que las protestas y la huelga general se han transformado en violencia. Spyros Linardopoulos, un manifestante sindical ha declarado lo siguiente:“La situación por la que atraviesan los trabajadores es trágica y estamos cerca de los niveles de pobreza. El gobierno ha declarado la guerra y a esto responderemos con guerra”.

Desde ayer, más de 20 000 personas comenzaron a manifestarse y poco a poco aquello se ha convertido en una revuelta, se dice que los manifestantes han asaltado el Ministerio con palos y tubos o que las calles que rodean al parlamento se encuentran bloqueadas con granaderos que han lanzado granadas de sonido y gas lacrimógeno a los manifestantes. También se sabe que estos han atacado a los diputados, como a Alexandros Athanasiadis del partido PASOK, con proyectiles y muebles por haber cambiado de opinión y haberle dado el sí al último momento a la reforma. Además la multitud ha atacado hoteles, comercios, y bancos.

Fuera de Grecia, España y el movimiento 15-M y los ciudadanos de Murcia han manifestado su apoyo al pueblo griego. También se sabe que en España es Trending topic el hashtag #grecianoestasola.

Hasta el momento se sabe que hay más de 30 detenidos, 18 policías y decenas de civiles heridos. Sin embargo hay fuentes que aseguran que los números aumentarán en las siguientes horas. Yo la verdad lo creo pues las imágenes hablan de mucha violencia:



LIVE STREAMING: Πεδίο μάχης το Σύνταγμα por News247