El huracán Patricia, el más fuerte de la historia se veía como un huracán que iba a traer un daño potencialmente enorme cuando tocara tierra en la costa mexicana del Pacífico.

Sin embargo, esta mañana se ha anunciado que se ha degradado a tormenta tropical y produjo daños bastante menores a lo que se tenía contemplado inicialmente.

Patricia ahora en su estado de tormenta tropical se seguirá moviendo sobre tierra desplazándose hacia el noreste del país y continuará generando lluvias muy fuertes e intensas acompañadas de rachas de viento y oleaje elevado en las entidades del Pacifico Central y el noroeste de Mexico.

A las 4 de la mañana el huracán se encontraba a 80 kilómetros al sur-oeste de Zacatecas y a 205 kilómetros al este de Tepic en Nayarit con vientos máximos sostenidos de 120 kilómetros por hora; con desplazamiento noroeste a 33 km/h, informó el Servicio Meteorológico Nacional quienes mencionaron que la emergencia aún no ha terminado.

Hasta ahora, no se reportan víctimas mortales.

Via CNN en Español