Si son fieles seguidores de la iglesia católica, entonces vayan haciendo las cuentas y aparten de una vez un día de su salario mínimo. Se los decimos porque la Arquidiócesis Primada de México, ha comenzado una campaña para invitar a  los feligreses a pagar el diezmo, el cual será utilizado para poder ayudar a cubrir los gastos médicos de todos los sacerdotes que ya se han retirado, y cuyos casos han aumentado “considerablemente” en meses recientes.

A través de la publicación semanal “Desde la Fe”, citada por el periódico El Universal, la Arquidiócesis recuerda a sus fieles seguidores lo importante que es cumplir con su obligación de sostener el trabajo de la iglesia, mediante el cual “es posible llevar adelante obras de apostolado, iniciativas de caridad y solidaridad, promoción vocacional, sostenimiento de sacerdotes en activo y atender en su vulnerabilidad a nuestros sacerdotes mayores que han dado la vida en nuestra Arquidiócesis, entre otras”.

El escrito también menciona que es fundamental el diezmo para que muestren su gratitud y amor a la Iglesia, de la que no sólo deben esperar y no dar nada a cambio. “El Diezmo es una oportunidad especial de calibrar la seriedad con que asumimos nuestra fe, que no solo consiste en esperar recibir de Dios bendiciones medidas en abundancia material, sino en corresponder, apoyando a la Iglesia para que realice el plan de Dios”, se lee.

Foto: Cuartoscuro

Menos mal, la Arquidiócesis Primada de México al parecer entiende la situación económica que viven miles de mexicanos, porque menciona que el Diezmo –según ellos obligatorio de acuerdo al ‘Código de Derecho Canónico’– no se refiere al 10% de las ganancias totales de cada persona, sino a un día de salario mínimo. Algo que no afecte su economía, como dirían popularmente

“La Iglesia sabe de las dificultades, tareas y responsabilidades ordinarias de cada fiel cristiano, por ello, insiste en una colaboración especial en la medida de sus posibilidades: al menos un día del salario que se percibe O un día de las ganancias obtenidas en el comercio o en la empresa. Y siempre desde la generosidad del corazón, que agradece a Dios todos sus beneficios”, afirma.

FOTO: TERCERO DÍAZ /CUARTOSCURO.COM

El Arzobispado informó que estos apoyos económicos los pueden hacer vía transferencia o depósito bancario a dos cuentas con las que cuenta, directamente en la Curia —que está en la CDMX— o bien, pueden poner su dinero en los sobres para el diezmo que se reparten en cada parroquia. ¿Qué opinan de esta medida? 🤔