**Actualización

Casi un mes después de la segunda alerta que hicieron los trabajadores del Instituto Mexicano de la Radio (IMER), el periodista Ricardo Raphael anunció su salida del Instituto y la conclusión del programa Réplicas —transmitido por Horizonte Jazz. ¿La razón? El anuncio de un nuevo recorte que afectaría a casi 200 empleados. En su renuncia, Ricardo Raphael señaló a la retención de recursos por parte de la SHCP como la causa del recorte. Además, el periodista expuso la falta de acompañamiento de la SEP para la resolución de un caso que ha avanzado desde que comenzó la administración de AMLO.

Ante la falta de recursos que el IMER sufrió durante sexenios y la situación compleja de estos momentos, surgió el hashtag #IMER_SOS. Y aquí dejamos los antecedentes a esta crisis.

Reino Unido, Francia y España cuentan con un sistema de radio pública que impulsa la producción y difusión de contenidos veraces, incluyentes y plurales —vitales para cualquier sociedad. En el radar de esta labor se encuentra México, que con el Instituto Mexicano de la Radio (IMER) acerca voces plurales a los lugares más recónditos de nuestro país —de norte a sur. Sin embargo, aunque al inicio de la gestión de AMLO, el mandatario prometió fortalecer a los medios públicos, el camino no ha sido nada sencillo y en estos casi primeros seis meses de gobierno, el IMER ha tenido que sortear los ajustes a su presupuesto.

Tal vez recuerden que a inicios de 2019, trabajadores y trabajadoras del Instituto —tanto freelance como empleados de base— denunciaron la falta de presupuesto y los despidos entre el equipo. Esta situación fue atendida por las autoridades —en este caso la SEP— y el ruido pasó.

Sin embargo, otra vez, se ha lanzado la alerta sobre la situación del IMER —el riesgo de despidos— que implica la salida de noticiarios y algunos programas de la amplitud modulada (AM) y nuevos ajustes, en medio de la austeridad republicana de AMLO.

IMER-presupuesto-AMLO-austeridad

Foto: Cuartoscuro.

Salen noticiarios de AM

Aunque no se trata técnicamente de un recorte presupuestal, la situación del IMER se instaura en lo que las autoridades han definido como una “reserva presupuestal”. O sea, que los recursos para el Instituto existen, peeeeeero estos no se pueden utilizar, nos explica Aleida Calleja, directora de este Instituto que cuenta con 18 emisoras en el país.

Y es por esta razón que el Instituto trabaja a marchas forzadas, ajustando recursos —de acuerdo con testimonios de sus trabajadores—; lo que desencadenó que tres noticiarios —Primera y Segunda Emisión y Fin de Semana— saldrán de AM el próximo lunes 3 de junio, junto con una variedad de programas “de orientación, los que son para mujeres, niños, etc. No vamos a poder transmitirlos por las frecuencias de AM, algunos podremos pasarlos a la radio en internet, que es Radio México Internacional, especifica Calleja.

No obstante, estas acciones han puesto la alerta entre los empleados, pues además de la salida de estos programas hay más problemas:

Digamos que es una situación compleja, difícil porque impacta a áreas sustantivas de la operación de las 18 emisoras… temas como luz, combustible una serie de cosas sustantivas para que el IMER pueda dar el servicio de radiodifusión.

Todo lo que tienes que saber acerca de la falta de recursos en IMER

Foto: Cuartoscuro.

La apuesta por la radio pública

En redes sociales, comenzaron a aparecer tuits con el hashtag #SomosRadioPública, #SomosIMER para exponer esta situación crítica —¿quién puede ir al trabajo y no topar los recursos para llevarlo a cabo?— y a estas voces se sumó el presidente del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano (SPR), Jenaro Villamil, para pedir a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) —la que maneja la distribución de los recursos federales— y a la SEP (Secretaría de Educación Pública) —que debe ver tooooodos los rollos de IMER— que le entren y resuelvan el problema.

Por lo pronto, la directora del Instituto ha hablado con la SEP, “le estamos planteando todos los servicios que se pondrían en riesgo en caso de que esta restricción presupuestal siga”. ¿Por qué? Si la crisis continúa hay de dos sopas: que haya más despidos o de plano que el IMER cese sus servicios en su totalidad.

Ante este escenario, los trabajadores del Instituto —que han sorteado la precarización del presupuesto no sólo en este sexenio, también en la administración pasada con salarios bajos, deficiencias en las instalaciones y otros problemas técnicos— apuestan por el fortalecimiento de la radio pública.

“Sí confiamos en que tanto Hacienda como la SEP nos ayudará a regular esta situación, porque el presidente ha manifestado que los medios públicos son prioridad… porque es una garantía del derecho de la información para la sociedad, especialmente para esa sociedad que no tiene acceso a internet u otros servicios”, concluye Calleja.

Porque como dicen por ahí en redes sociales “#SomosRadioPública Trabajamos con el corazón”, estos medios deben ser impulsados sin el regateo de recursos o la indiferencia gubernamental.

*Foto de portada: Cuartoscuro.