Uhhh, justo en la “verdad histórica”. Un nuevo revés a la versión que asegura que los normalistas desaparecidos en septiembre de 2014 fueron incinerados en el basurero de Cocula. Esta vez proviene del Equipo Argentino de Antropología Forense.

De acuerdo con el dictamen completo que los sudamericanos dieron a conocer ayer, no se halló evidencia de que en el mencionado basurero halla ocurrido un incendio, al menos no uno de gran magnitud. En el documento de más de 300 páginas, los del EAAF también señalan que los restos encontrados no coinciden con el perfil de los estudiantes.

ayotzinapa

El trabajo científico demoró más de un año en darse a conocer pero, previamente, el pasado 9 de febrero, dieron una conferencia en la que informaron sobre los principales hallazgos de su investigación interdisciplinar en la que trabajaron 26 especialistas en arqueología, antropología, criminalística, botánica, balística, dinámica de fuego, interpretación de imágenes satelitales, odontología forense, genética y trauma óseo.

Provenientes de Argentina, México, Estados Unidos, Colombia, Uruguay y Canadá, los forenses constataron que no ha consistencia entre la evidencia física y la evidencia testimonial, por lo que, de manera general se pueden arrojar las siguientes conclusiones:

  • La evidencia recogida en el basurero de Cocula no respalda la hipótesis de que, la madrugada del 27 de septiembre de 2014, hubo un fuego de la magnitud que se hubiera requerido para la incineración en masa de los 43 estudiantes desaparecidos.

restos-cocula-basurero-normalistas

  • No hay elementos suficientes para vincular los restos recuperados por la PGR en una bolsa del río San Juan, con los hallados en el basurero de Cocula. Recordemos que es de la bolsa encontrada en el río de donde provienen los únicos restos con los que se ha conseguido la única identificación de un normalista: Alexander Mora Venancio.

El EAAF recomienda condensar los tres peritajes que se han hecho sobre el caso (el de la PGR, el del GIEI y el suyo)… obviamente no nada más es engraparlos todos juntos… sino realizar un debate con la presencia de representantes de los tres grupos (o ambos tres, como diría Fox), con el objetivo de llegar a una opinión única sobre lo ocurrido en el basurero de Cocula.

Además se pide seguir con la búsqueda de los normalistas y, claro, investigar la identidad de los restos hallados en Cocula, porque sino son de los normalistas, de alguien tendrán que ser.

*Vía Aristegui Noticias