Por medio de un video publicado en sus redes sociales, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, explicó que ante las denuncias de abuso sexual en contra de policías “no habrá impunidad pero tampoco fabricación de culpables“.

Reconoció que los procesos de denuncia y acceso a la justicia para las mujeres víctimas de violencia son “caminos largos” y que esa situación tiene que cambiar.

Afirmó que “las mujeres y hombres de su gobierno” tienen el objetivo de proteger a las mujeres, niñas y niños de la violencia por lo que desde que llegaron al poder se plantearon como un tema central el acceso a la justicia y la erradicación de la violencia contra las mujeres.

En este sentido informó que ya son 6 policías los que han sido suspendidos en lo que se llevan a cabo las investigaciones.

Aunque las críticas dicen lo contrario

El día de ayer después de la manifestación llevada a cabo por decenas de mujeres para exigir justicia para las jóvenes que denunciaron violaciones por parte de policías, la jefa de Gobierno salió a dar, lo que para muchos fueron, unas muy desafortunadas declaraciones.

Sheinbaum calificó las protestas como “provocaciones” para su gobierno, mismas en las que afirmó no va a caer.

Inmediatamente las redes sociales explotaron en contra de la funcionaria señalando que la exigencia de justicia para víctimas de policías no es provocar a nadie sino luchar porque se detenga algo que en un principio no debería ocurrir.

Incluso se afirmó que una puerta dañada en la Procuraduría no es equivalente a los daños causados en las jóvenes abusadas.