Vamos a contarles una historia de esas que casi nunca suceden en nuestro país… Hace algún tiempo, una persona solicitó al Gobierno Federal los nombres de las personas físicas y morales que recibieron dinero por publicidad oficial desde el 2012 hasta la fecha.

Sopresivamente (nocierto) la Oficina de la Presidencia de la República respondió que tras una búsqueda de información, no se localizó evidencia documental por lo que declararon la inexistencia de estos datos.

Ante esta situación, este miércoles el pleno del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), no validó la inexistencia declarada por Presidencia y consideró que el criterio de búsqueda señalado fue erróneo.

Es por ello que se ordenó a la Oficina de Presidencia que le buscara mejor y que revelara los pagos de publicidad oficial a lo largo de casi 7 años, ya sea a medios de comunicación o a periodistas. Así lo explicó el Comisionado Presidente del INAI, Francisco Javier Acuña.

En este sentido, el comisionado Acuña señaló en entrevista que todos los gobiernos democráticos tienen partidas destinadas a pagar publicidad a empresas periodísticas y mediáticas durante el periodo de gobierno, por lo que se trata de un “concepto jurídicamente aceptable y válido en términos de Ley“.