Pos no… como que la estrategia de seguridad implementada luego del sexenio de EPN no está surtiendo el efecto deseado. De incidentes relacionados con yates y balaceras en la zona turística, ahora pasamos a ataques a establecimientos… o sólo que el lote de autos de lujo ubicado en Cancún se haya incendiado espontáneamente.

Bueno, puede ser una posibilidad, pero según testigos de los hechos, el lote de autos blindados del que se reportó el incendio fue atacado a tiros y rociado con gasolina, para luego ser blanco de bombas molotov. De acuerdo con El Universal, el hecho se registró ayer por la noche, frente al fraccionamiento Villas Magna, sobre el bulevar Luis Donaldo Colosio (ajá…), en Cancún, Quintana Roo.

Sobre lo sucedido, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, Alberto Capella, señaló que el lote de autos fue incendiado “aparentemente de forma intencional”. Por suerte, no hubo reporte de heridos… ¿y detenidos? Ehrrr, pues se alcanzó a localizar una camioneta involucrada en los hechos.

En fin, hasta el momento no hay un reporte oficial de los hechos. Y mientras en El Universal indican que la quemazón de autos de lujo se dio con bombas molotov y hasta hubo balazos (y no abrazos), en el Excélsior señalan que el incendio presumiblemente fue provocado por una granada arrojada desde una camioneta. En la versión de este periódico, también se indica que hubo detonación de armas de fuego.

En lo que sí coinciden los medios (incluido el diario La Razón… el cual añadió que los responsables llegaron usando pasamontañas) es que el secretario de Seguridad en Quintana Roo indicó que no hay bronca: pese al incendio, el cual todo indica fue provocado por un grupo criminal, “la zona está resguardada y no representa ningún riesgo para los vecinos del área”.

El incendio habría iniciado por ahí de las 20:00 horas y tras la intervención del H. cuerpo de Bomberos, finalmente fue controlado a las 22:00 horas. El saldo material fue, extraoficialmente, de siete automóviles y dos motocicletas completamente chamuscadas.