La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México informó que los peritos especialistas en incendios y explosivos llegaron a la conclusión de que se aplicó fuego directo a algún material flamable justo en el foco del incendio, por lo que se expandieron las llamas en la colonia Buenavista, en Iztapalapa.

Es decir, que podría hacer sido provocado.


Recordemos que la madrugada del pasado viernes 28 de diciembre se reportó un incendio en un domicilio de la colonia Buenavista, razón por la cual murieron siete menores de edad.

Los primeros reportes apuntaban a que se trataba de niños de entre 2 y 13 años, mismos que vivían con sus padres en una casa de madera. Los menores estaba dormidos cuando comenzó el incendio.

Se sabe que esta familia se encontraba en situación de calle, que había recibido ayuda de las autoridades de la alcaldía —quienes les brindaron cobijas e insumos para pasar el invierno— pero aún se desconocen las razones por las cuales los papás no se encontraban en casa justo al momento del incendio.

La procuradora de Justicia de la capital, Ernestina Godoy, señaló que todavía están declarando testigos y familiares de las víctimas, sin embargo, la titular de la Fiscalía Desconcentrada, Margarita Vázquez, señaló que falta por declarar una persona, misma que hasta el momento se encuentra desaparecida.