Para que luego no digan que el instituto electoral local  está maiceado y que así no vale el ganador, el Instituto Nacional Electoral (INE) será el que se eche el trompo de organizar la elección extraordinaria para gobernador en Puebla, en la cual se decidirá quién quedará de manera definitiva en lugar de la fallecida Martha Érika Alonso.

Aunque los consejeros locales de Puebla aseguraron tener los pelos de la burra en la mano para organizar dicha elección, por mayoría el INE decidió atraer los comicios en los que, además, se decidirá al ayuntamiento de cinco municipios de la entidad.

Hotel MM Puebla

Foto: @NTelevisaPuebla

De acuerdo con el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, fueron tres los factores que se tomaron en cuenta para decidir organizar la elección extraordinaria poblana: 1) el fallecimiento de Martha Érika Alonso, 2) los heavy que se puso el nene consentido (o sea, Miguel Barbosa) cuando se enteró que no sería gobernador… es decir, la tensión política post electoral y 3) el exhorto que le hicieron al INE todos los partidos políticos que contenderán en la nueva elección.

Por su parte, el consejero Marco Antonio Baños señaló que ya le saben al asunto: no es la primera vez que el INE se echa al hombro elecciones de este tipo… aunque, aclaró, nunca lo había hecho bajo las condiciones que ahora se tienen en Puebla, luego de la trágica muerte de Martha Érika Alonso y el senador y también exmandatario de la entidad, Rafael Moreno Valle.

Congreso en Puebla aprueba reforma para 'blindar' a Martha Erika Alonso

Con la decisión de atraer la elección extraordinaria de Puebla, el INE se hará cargo del manejo de documentación electoral, la preparación de la jornada electoral, la vigilancia de las bodegas, la presentación de los resultados y, además, la entrega de constancia de mayoría a quien resulte ganador de la contienda.

Para los que crean que la decisión del INE lo único que hace es reforzar la idea de que el Instituto Electoral de Puebla sí funcionó a favor de cierta candidata en la pasada elección… porque sino, ¿por qué no confiarle otra vez la chamba?, ¿qué, no hizo bien la pasada?…  Lorenzo Córdova aclaró que lo que se busca al meter la cucharota del INE es que, dada la alta competitividad que habrá en la elección, evitar que “se termine por cuestionar la gobernabilidad democrática que deben generar las contiendas libres, equitativas y transparentes”.