Foto: Cuartoscuro.

Incineraciones aumentan 76% durante el primer semestre de 2020

Para conocer la capacidad, mantenimiento y administración de los panteones en nuestro país durante el primer semestre de este 2020 —en contexto de la pandemia de COVID-19 y su impacto—, el Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) presentó un informe sobre la situación de los cementerios y, de acuerdo con los resultados, se supo que de 6 millones 99 mil 547 fosas sólo el 16.7% estuvieron disponibles.

Del otro lado de la moneda, el 83.0% estuvieron ocupadas en el registro de enero a junio de 2020.

Además de este dato, el Inegi reportó que la cantidad de cadáveres inhumados durante este primer semestre de 2020 aumentó 20% con respecto al mismo periodo de 2019.

En cuanto al número de cadáveres cremados o incinerados, el aumento se tradujo en un 76.8%.

Los panteones en México durante la pandemia de COVID-19

Estos datos los pueden encontrar en la Recopilación de Información de los Cementerios Públicos en las Zonas Metropolitanas del país 2020, donde el Inegi detalla que hasta junio de 2020, México contó con tres mil 954 panteones establecidos en los municipios o alcaldías que integran las zonas metropolitanas —de estos, 90.1% (o sea, tres mil 651) operaron entre enero y junio

panteones-ocupacion-inegi-2020

Foto: Cuartoscuro.

Luego, de los tres mil 561 panteones, el 52.8% lo hizo bajo el esquema de prestación indirecta con la comunidad en tanto que el 39.5% (mil 406 cementerios) trabajó de manera directa e indirecta mediante las administraciones públicas, ya sea federal, estatal o municipal.

Es decir, quedaron a cargo del Gobierno.

El resto de los cementerios —el 7.7%— trabajó en un esquema de prestación indirecta vía empresas particulares.

Ahora bien, los mil 406 panteones que operaron vía la administración pública reportaron 94.5% de exhumaciones y 58.8% de exhumaciones.

La utilidad de esta información radica en que nos permite dimensionar —de va de nuevo— el impacto de la pandemia de coronavirus en nuestro país, pues tan sólo saber que se incrementaron el número de inhumaciones e incineraciones con respecto al primer semestre de 2019, nos habla de una situación compleja que alcanzó a la economía, al sistema de salud pública y sobre todo, a las familias mexicanas.

panteones-inegi-2020-informe

Foto: Cuartoscuro.