Pues resulta que después de tanto lío, la secretaria de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero, anunció que se va a cancelar el diálogo con los grupos de autodefensas que se mantenía en los estados de Tamaulipas y Michoacán.

¿Por?

En entrevista, la secretaria explicó que al presidente Andrés Manuel López Obrador no le latió tanto la idea de ir a hablar con estos grupos y dio la “clara instrucción” de ya no hacerlo.

Sin embargo dejó muy claro que la intención era buena, que el objetivo era tener alternativas de pacificación pero que ahora van a “conservar un poquito más la calma”.

Sánchez Cordero recordó que la idea de ir a lugares del país con violencia extrema fue del subsecretario de Gobernación, Ricardo Peralta. Apenas el miércoles pasado se había colocado la primera piedra de una planta agroindustrial en La Huacana, Michoacán.

¿La calma después de la tormenta? 

Este anuncio llega después de que la tormenta se desató por unas declaraciones “mal entendidas” o “terriblemente editadas” de la secretaria.

El martes pasado, Sánchez Cordero anunció ante los medios que el gobierno estaba dialogando con “muchos grupos” que están dispuestos a dejar las armas. La cosa es que no especificó cuáles grupos, por lo que la declaración se relacionó con el crimen organizado.

Horas después la Segob salió al tiro a decir que, aún cuando hay video de las declaraciones, el asunto se trataba de una “lamentable edición” de lo que la secretaria había dicho.

Eeeeeen fin…..