Uno de los viejos conocidos del gobierno de Peña Nieto tendrá una aparición especial en las investigaciones que se realizan sobre el caso Pegasus: Tomás Zerón, extitular de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), tendrá que soltar toda la sopa relacionada con el espionaje a periodistas y defensores de derechos humanos que se hizo en la pasada administración.

Y quién sabe cómo tendrá la conciencia, porque aunque apenas la declaración de Tomás Zerón será en calidad de testigo, el hombre que “dicen” que le movió a pruebas del caso Ayotzinapa ya interpuso un amparo con el que se protege de cualquier acto privativo de la libertad… nomás que el recurso fue rechazado por las autoridades correspondientes.

“Se advierte que su citación ante la autoridad ministerial responsable es en calidad de testigo y no de imputado. El acto que aquí se reclama no contiene ningún apercibimiento, por lo que no es más que la simple citación a comparecer ante el Ministerio Público, lo que cualquier persona, sea inculpado, testigo, perito, en caso de atenderlo, hace por voluntad propia”, señaló el juez que echó pa’tras el recurso.

El caso Pegasus ha adquirido de nueva cuenta notoriedad, luego de que se dio a conocer que la viuda del periodista Javier Valdez fue objeto de espionaje apenas días después del asesinato del fundador de Rio Doce fuera asesinado. De acuerdo con The Citizen Lab, Griselda Triana habría recibido mensajes con lo cual con el malware de Pegasus 10 días después del asesinato de Valdez.

Otro detalle con el que Pegasus cobró relevancia es la reciente revelación del “perdón” que otorgó la Secretaría de Hacienda al empresario Rodrigo Ruiz de Teresa Treviño, acusado de defraudación fiscal en 2014… y vinculado con la venta de Pegasus a la PGR.

De acuerdo con investigaciones reveladas Mexicanos Contra la Corrupción, Pegasus fue adquirido por 32 millones de dólares en un contrato firmado por Tomás Zerón, exdirector de la Agencia de Investigación Criminal, y Luis Armando Pérez, quien se ubicó como apoderado legal de la compañía Tech Bull, filial de Balam Seguridad Privada, fundada en 2012 por Rodrigo Ruiz y Asaf Zanzuri.

En fin, el citatorio para Zerón fue fechado el 4 de marzo, pero hasta ahora se desconoce si el carita de Drooppy ya acudió ante la Fiscalía General de la República (FGR) a declarar sobre el caso Pegasus.