Este miércoles 30 de enero, una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) logró desclasificar cientos de documentos relacionados con el asesinato de Luis Donaldo Colosio. A casi 25 años del magnicidio de Lomas Taurinas, tenemos —la opinión pública, pues— los documentos en nuestras manos para poder, con pruebas, asegurar lo que era solo un secreto a voces: hay decenas de inconsistencias, enredos y sospechosísmos que involucran incluso al Presidente Salinas de Gortari. 

La periodista Laura Sánchez Ley publicó, en 10 amables capítulos, una serie de documentos que cubren los siete años de investigación de la Fiscalía Especial. Sin embargo, lejos de la “verdad histórica” que nos hemos soplado desde 1994,  ahora podemos conocer las historias detrás de los testimonios, fotografías  careos que nunca fueron publicados en su momento.

¿Quieren un ejemplo? Ahora sabemos que Carlos Salinas de Gortari se comunicó directamente con Mario Aburto, el hombre acusado del asesinato, para convencerlo de que confesara el crimen y negociar con él todo lo que quisiera si decía “que le había pagado un partido político”.

En otro de los enredos e inconsistencias, la investigación aseguraba que Aburto había admitido actuar en solitario y tener un plan para asesinar al entonces candidato presidencial. Sin embargo, lo que no habían dicho las autoridades, es que el acusado se retractó dos meses después de su primera declaración. Además, las condiciones de esa declaración siguen en un ambiente turbio: Aburto aseguraba que había sido golpeado, obligado a declarar y —en un asunto salido de la CIA setentera— obligado a beber “algo” que lo dejó inconsciente.

Nueve policías firmaron la detención, pero solo tres estuvieron de verdad ahí; un agente que no tenía permiso para portar armas apareció con pólvora en sus manos; encontraron sangre de Colosio en la ropa de personal del CISEN; la familia y amigos de Aburto que originalmente lo habían incriminado después se arrepintieron entre lágrimas. Y así, decenas de declaraciones más que ponen en tela de juicio todo lo que creíamos saber del asesinato de Luis Donaldo Colosio.

No se pueden perder el reportaje completo y lo pueden encontrar AQUÍ.