Empezamos el año lleno de memes y chistes sobre la posibilidad de una Tercera Guerra Mundial. A los pocos minutos ya sabíamos que era una clásica exageración de las redes sociales, pero detrás de las sonrisas sí existía (que todavía no se quita) una verdadera preocupación sobre el posible desenlace en el conflicto bélico entre Estados Unidos e Irán.

El pleito está enredado, lo sabemos. Entre embajadas, generales, aviones y casi una de países involucrados, no está nada fácil mantenerse al tanto.

iran-venganza-estados-unidos-trump-soleimani-muerte-terrorismo-guerra

Foto: Reuters

Por eso, acá te contamos los avances más recientes y te refrescamos la memoria con los eventos fundamentales de este extraño conflicto armado. ¿Cómo funciona? Sencillo: cada que algo importante suceda, lo agregaremos a esta línea del tiempo que narra los enfrentamientos entre Estados Unidos e Irán que tienen a todo el mundo volteando a Medio Oriente.

Antes de diciembre de 2019 — Décadas de tensión, sanciones económicas y (des)acuerdos nucleares

Irán y Estados Unidos siempre han tenido sus encontronazos. Te contamos algunos: la CIA participó en un golpe de Estado a mediados de los 50, las autoridades gabachas tenían sus manotas metidas en la revolución de 1979 y hasta cacharon a los estadounidenses metiendo armas secretas a Irán durante el escándalo de los Contras. Igual está la historia del secuestro diplomáticos de Estados Unidos en los 80…  que terminaría siendo representado en la película Argo. Años después, el presidente Bush dijo que Irán formaba parte del “Eje del Terror”.

En la época de Obama, las relaciones mejoraron y hasta firmaron un acuerdo internacional para que Irán le bajara su programa de desarrollo nuclear. A la hora que llegó Donald Trump, estos mínimos avances se fueron al traste: Estados Unidos abandonó el acuerdo y le impuso sanciones económicas a la nación del Medio Oriente. 

acusan-acusaciones-porque-por-que-donald-trump-juicio-politico-ucrania

Foto: Getty Images

Durante los últimos meses, la tensión había aumentado tras el “extraño” incendio de unos millonarios buques petroleros en el golfo de Oman y el pleito originado por unos drones estadounidenses derribados en territorio iraní. ¿Un resumen? Ya se traían hasta la m…

29 de diciembre de 2019 — Estados Unidos bombardea bases militares de Kataeb Hezbollah en Irak

Aquel domingo, las autoridades de Estados Unidos bombardearon cinco bases militares del grupo Kataeb Hezbollah (una milicia apoyada por Irán) en Irak. De acuerdo con la armada estadounidense, al menos 25 personas que colaboraban con este “grupo terrorista” murieron. Este ataque fue presuntamente una respuesta a varios atentados que habían cobrado vidas en semanas anteriores.

31 de diciembre de 2019 — Protestas frente a la embajada de EUA en Irak y Trump amenaza a Irán

Los ánimos a las afueras de la embajada de EUA en Irak se calentaron cuando cientos de manifestantes protestaron contra el bombardeo sucedido el anterior fin de semana. En medio de gritos anti-estadounidenses, se lanzaron piedras, se destrozaron cámaras de seguridad y le prendieron fuego a las bardas. Los manifestantes fueron recibidos con gas lacrimógeno.

fuego-ataque-embajada-estados-unidos-irak-iran-donald-trump-culpa

Foto: Marine Times

Al controlar los cates, Donald Trump culpó directamente a sus nuevos enemigos por instigar las protestas. Irán negó todo.

3 de enero de 2020 — La muerte de Qasem Soleimani

Aquí es cuando la cosa se puso tremenda. Acusando que estaba planeando un atentado en contra de Estados Unidos (sin muchas pruebas públicas), las fuerzas militares gringas aprobaron un ataque en el aeropuerto de Irak contra Qasem Soleimani, un veterano general del ejército iraní reconocido por su pasado bélico. Era considerado el segundo hombre más poderoso en todo Irán. El ataque fue considerado un eminente acto de guerra.

Irán declaró luto nacional por su héroe fallecido y prometió “venganza severa” en contra de Estados Unidos. 

4 de enero de 2020 — Se calienta el pleito y Trump amenaza con destruir la cultura de Irán.

Apenas se confirmó la muerte de Soleimani, el conflicto bélico subió de tono: Estados Unidos envió otro ataque e Irán lanzó misiles contra la zona verde de Irak, donde se encuentra la embajada de Estados Unidos. No hubo fallecidos en ninguno de los dos eventos, pero aquí es cuando parecía inminente una declaración de guerra oficial.

En su cuenta de Twitter, Trump amenazó con destruir 52 sitios culturales de Irán si es que intentaban atacar Estados Unidos. Su propuesta no fue muy bien recibida por la comunidad internacional.

5 de enero de 2020 — ¡Adiós al acuerdo nuclear!

Si desde la salida de Estados Unidos (a mediados del 2018) el acuerdo nuclear con Irán estaba prácticamente destruido, el clavo final en su ataúd se dio cuando el propio país persa afirmó que ya no lo iban a seguir cumpliendo. Técnicamente no dijeron que iban a desarrollar armas, pero ya no limitarán más su producción de uranio enriquecido.

¿El lado razonable? Al abandonar el acuerdo, Irán prometió que seguirá cooperando con la ONU en esta intentona internacional por no explotar la Tierra en pedacitos.

cancelación-vuelos-irán-irak

Foto: Reuters.

En estas fechas, también hubo amenazas públicas de parte de autoridades de ambos países: Trump aseguraba que Irán nunca va a tener armas nucleares e Irán seguía de luto nacional, pero declararon oficialmente al Pentágono y el Ejército estadounidense como grupos terroristas

7 de enero de 2020 — Ay nanita

Si el día de la muerte de Soleimani fue cuando el mundo se enteró del conflicto, el 7 de enero fue cuando creíamos que se iban a armar los cates en serio. En la noche de ese lunes, se confirmó que Irán había lanzado ataques con misiles a dos bases militares de Estados Unidos. Irán dijo que este ataque era una respuesta apropiada (fundamentada en estatutos internacionales) ante la ofensiva continua que los norteamericanos habían emprendido.

La versión oficial de Irán es que mataron a 80 soldados estadounidenses, Donald Trump prometió dar un mensaje al día siguiente. En su cuenta de Twitter dijo literal: “Todo está bien”.

7 de enero de 2020… pero más tardecito — ¿En serio se cayó un avión? ¿Neta?

Ya era lunes en la noche (acá en México) y mientras esperábamos con ansias qué sucedería con el mensaje de Donald Trump el martes tempranito, una preocupante noticia llegaba desde la capital de Irán. Un avión con 176 pasajeros de Ukraine International Airlines se estrelló en Teherán. Todos fallecieron.

Foto: Reuters

La versión oficial (publicada esa misma noche) es que todo fue una pésima puntería: el Boeing 737 tuvo una falla mecánica y explotó al despegar… ¿o no?

8 de enero de 2020 — El mensaje de Donald Trump. 

Después de horas de expectativa, Donald Trump aprovechó la conferencia de prensa más vista en la historia para enviar un mensaje poco convencional: pidió bajarle dos rayitas al conflicto armado. Aunque el presidente gabacho sí hizo énfasis en el poderío militar de Estados Unidos (y amenazó con destrozar el lugar si no se calma el asunto), también invitó a naciones del mundo entero para llegar a un acuerdo que evite la militarización de la zona y la creación de nuevas armas nucleares.

Donald-Trump-mensaje-irán-irak

Foto: Getty Images.

“Debemos de trabajar juntos en todas nuestras prioridades”, decía el presidente mientras anunciaba sanciones económicas contra Irán en lugar de una respuesta explosiva. 

9 de enero de 2020 — Se siembra la duda sobre la “caída” del avión en Irán

De por sí el asunto está sospechoso, pero el mundo entero estaba esperando fuentes confiables para cuestionar la versión oficial del avión ucraniano que se estrelló en Irán la noche del 7 de enero. ¿La voz que empezaría a darle vuelo a la discordia? Nada mas y nada menos que Justin Trudeau, el primer ministro de Canadá, en su modo Tony Stark.

En una conferencia de prensa, el jefe de gobierno citó a “múltiples fuentes” para asegurar que el avión de la aerolínea ucraniana fue en realidad derribado por un misil iraní.

justin-trudeau-misil-iran-boeing

Foto: Reuters.

Esta desconfianza de la versión oficial también ha sido publicada por diversos funcionarios de Estados Unidos. Mientras tanto, Irán se mantiene firme: todo fue un accidente con mala puntería… pero con muuuy mala puntería.

***