Medios internacionales lo han llamado “Trump tropical” y aunque muchos ya lo intuían, la gestión del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha estado llena de declaraciones polémicas contra un montón de sectores. En un nuevo capítulo de su historial de controversias, Bolsonaro arremetió en contra de Michelle Bachelet, Alta Comisionada de la ONU para Derechos Humanos, y todo porque la expresidenta de Chile señaló a la policía brasileña por los altos índices de violencia registrados en Río de Janeiro y Sao Paulo.

¿Por qué Bolsonaro ha sido señalado por los incendios en el Amazonas?

Foto: Getty Images.

Al estilo Donald Trump, Jair Bolsonaro respondió con una declaración que no sólo tocó a Bachelet, sino que también impactó en la sociedad chilena, por la referencia que el ultraconservador hizo sobre la dictadura.

Dice que Brasil pierde espacio democrático, pero olvida que su país no es Cuba gracias a aquellos que tuvieron el coraje de detener a la izquierda en 1973, entre esos comunistas su padre Brigadier“, este fue el mensaje de Bolsonaro.

Tal para cual: 'Brasil y EUA nunca han estado más cerca', dice Trump a Bolsonaro

Foto: Getty Images.

Violencia en Río de Janeiro y Sao Paulo

La declaración del mandatario de Brasil surgió en respuesta a las observaciones que Michelle Bachelet hizo en la presentación de su informe anual en Ginebra, Suiza —para México también hubo mención respecto a la violencia contra los periodistas y defensores de derechos humanos. De acuerdo con la comisionada de la ONU para Derechos Humanos, el país sudamericano atraviesa por un problema de violencia, vinculado con las fuerzas del orden y los ataques contra activistas.

Michelle-bachelet-bolsonaro-dictadura

Foto: Getty Images.

¿Ejemplos? “Entre enero y junio de 2019, sólo en Río de Janiro y Sao Paulo, se nos ha informado de mil 291 personas asesinadas por la policía. Un aumento del 12 al 17 por ciento comparado con el mismo periodo del año pasado”.

Brasil-policía-seguridad-asesinatos

Foto: Getty Images.

La respuesta de Bolsonaro

Ante esta observación, el político ultraconservador reaccionó de manera agresiva, recordando uno de los episodios más violentos que Chile ha vivido en su historia: la dictadura de Augusto Pinochet. Bolsonaro uso sus redes sociales para rechazar las cifras de la ONU:

“Michelle Bachelet, comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, siguiendo la línea de Macron, se entromete en los asuntos internos y la soberanía brasileña, ataca a Brasil en la agenda de derechos humanos (bandidos), atacando a nuestra valiente policía civil y militar”.

Con este discurso, Bolsonaro ha reforzado las declaraciones que hizo en conferencia de prensa, en el Palacio de la Alvorada. No está de más recodar lo que sucedió el 11 de septiembre de 1973 —día en que se estableció el régimen del militar Augusto Pinochet en Chile. Tras el golpe de Estado en contra del gobierno de Salvador Allende, Pinochet instauró una dictadura en la que los derechos humanos quedaron expuestos ante cientos de violaciones orquestadas por los militares.

**Foto de portada: Getty Images.