De todas las ideas malas de la vida, esta debe de rankear muy alto. Resulta que un dude japonés, en su rato de ocio, decidió pegarse pastillitas de mentos al cuerpo y brincar a una tina llena de coca cola para ver cómo sería el efecto.

¿Por qué lo hizo? Por una razón muy importante, noble y honesta… Subirlo a YouTube donde se hizo viral y ya tiene más de 6 millones de views.

Si somos honestos, nosotros esperábamos ver a la tina, baño o casa del muchacho explotar, pero no, la tina sólo se puso muy burbujeante.

Ya es hora de que alguien financie este experimento pero a gran escala. Tal vez una piscina entera y un camión de mentos hagan el truco. Haz que suceda, Carlos Slim.

Aquí el video:

Vía BuzzFeed