Va otro caso de omisión, “olvido” y fallas en las declaraciones patrimoniales del gabinete de AMLO. En esta ocasión, la historia la protagoniza el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, a quien “se le pasó” declarar un condominio de alrededor de 6.6 millones de pesos en Houston, Texas, en Estados Unidos.

Si bien la semana pasada hubo un lío entre la Secretaría de la Función Pública (SFP), Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, y el diario Reforma por la falla en la declaración de la secretaria —sobre un penthouse en Houston—, el gabinete se encuentra de nueva cuenta bajo los reflectores de la prensa.

¿De qué va la historia?

Reforma publicó en su portada de este lunes 11 de febrero que Javier Jiménez Espriú no reportó en su declaración patrimonial tener bienes inmuebles… aunque desde 2016 tiene un condominio en Houston.

De acuerdo con Reforma, la investigación se basó en registros oficiales de Texas, que revelan la propiedad de Espriú: el condominio 603 de la torre Briar Place, blindado a través de la compañía Houston Relais Real Estate Inc —empresa que Espriú creó el 9 de enero de 2016 y de la cual es director—.

La propiedad se ubica en la zona cercana al centro comercial The Galleria —a tan sólo media cuadra de la torre donde Olga Sánchez Cordero tiene su penthouse—.

Según el reporte de Reforma, el condominio está valuado en 346 mil dólares —cerca de 6.6 millones de pesos—. Esta propiedad fue adquirida mediante una transferencia entre la antigua propietaria, Elsa Margarita Gutiérrez, quien es esposa de Espriú, y quien lo compró en 1992.

Sin embargo, el asunto aquí es que Jiménez Espriú no declaró esta propiedad —en su declaración del 26 de diciembre de 2018, en DeclaraNet, el secretario dijo NO tener ningún bien inmueble a su nombre… pero el departamento está acreditado a nombre de la empresa Houston Relais Real Estate Inc, de la que Espriú es director… y ahí está el detalle—.

Lo que sí reportó el secretario de Comunicaciones y Transportes fue: un Toyota Camry 2003, un Honda Acura 2012 y una colección de libros de tres millones de pesos.

La respuesta de AMLO

“Hoy él tiene que explicar sobre esta situación”, fue la respuesta de AMLO ante los cuestionamientos de los reporteros en la conferencia mañanera de este lunes.

Para no hacer el cuento largo, Jiménez Espriú explicará qué pasó ahí —si se trató de una omisión, una falla u olvido, como sucedió en el caso de Sánchez Cordero—.

Por lo pronto, el mandatario dijo que todo este rollo es “muy aleccionador” en el ejercicio de transparencia para evitar simulaciones o aclarar las cosas… Así que la respuesta de Espriú continúa pendiente.

**Foto de portada: Presidencia.