Como serie gringa en la que van regresando personajes que creíamos ya olvidados, las investigaciones que realiza la 4T sobre el caso Ayotzinapa traen de nueva cuenta a cuadro al exprocurador Jesús Murillo Karam, célebre por la frase “Ya me cansé…”, la cual se volvió su rúbrica (y, por lo que parece, su forma de chambear).

Luego de que el pasado puente se dio la liberación (muy a la “¡Viva México!”) de 24 personas relacionadas con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, de la SEGOB, Alejandro Encinas, avisó que la Fiscalía podría investigar a pesos pesados de la pasada administración… pos pa’ ver qué tanta responsabilidad tienen en que –aparentemente– las investigaciones de este caso se hicieron con las patas. Tanto así que, de los 142 detenidos ya están libres 77 (y vienen más). Uno de esos exfuncionarios es el exprocurador, Jesús Murillo Karam, quien no se arruga y dice estar listo para que le pasen báscula.

“A mí me pueden investigar todo lo que quieran, estoy completamente a disposición. Nadie me ha contactado. Al inicio de la administración tuve una reunión con funcionarios de la Secretaría de Gobernación, pero porque yo lo solicité”, aseguró en entrevista radiofónica retomada por Proceso el responsable de dar a conocer la llamada “verdad histórica” del caso Ayotzinapa… la cual, por cierto, sigue defendiendo como, en su momento, defendió sus ganas de irse a echar un coyotito, en aquella conferencia en la que cortó las preguntas de los reporteros, pos porque ya se había cansado.

“No tengo duda de que los restos encontrados en el basurero de Cocula pertenecen a un grupo grande de normalistas de Ayotzinapa. Siempre dije que no podía precisar cuántos, pero estoy seguro que ahí se cometió un homicidio terrible, refrendó Murillo Karam… pero bueno, como ve que la actual administración y los padres de los 43 siguen con dudas sobre los resultados que él ofreció, aseguró sentir “muchísimo gusto” de que se le vuelva a echar ojo a las investigaciones que lideró. Pos pa’ que vean que se rifó como los grandes. “Hay cerca de 300 pruebas que son contundentes, que no admiten duda”, agregó.

Además de Jesús Murillo Karam, otro exfuncionario que al que se le podría investigar (dada la desconfianza que se tiene de su forma de abordar el caso Ayotzinapa) es el extitular de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), Tomás Zerón… a quien se le ha acusado en diversas ocasiones de manipular las pruebas que llevaron a encontrar los supuestos restos algunos de los 43 en las orillas del río San Juan, en Cocula.

Tomás Zerón, exjefe de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR

Aunque Murillo Karam defiende la “verdad histórica” que entregó el gobierno de Peña Nieto, Alejandro Encinas no desaprovechó la oportunidad de desacreditarla, indicando que ésta se construyó con base en “omisiones, en simulación e incluso en actos indebidos de la autoridad que han llevado a esta situación donde no solamente está acreditando que hubo omisiones o incluso la práctica de la tortura, sino que hubo sembrado de pruebas” (tssssss, Tomasito Zerón, ahí te hablan).