Por si las moscas, este viernes el fiscal de Veracruz, Jorge Winckler (suspendido temporalmente de su cargo), obtuvo un amparo provisional contra cualquier orden de aprehensión que pueda ser girada en su contra.

Pero es importante aclarar que esta suspensión se da con ciertas condiciones: si la orden de detención está relacionada con delitos No graves, no puede ser detenido. Pero si es grave como el delito de tortura, tendrá que ser detenido y puesto a disposición del juez que lo reclame.

Para obtener el amparo, Winckler tuvo que pagar una garantía de 5 mil 650 pesos para evitar ser detenido por orden de la Fiscalía General de la República (FGR) o de la Agencia de Investigación Criminal (AIC).

¿Se quedó sin  protección? 

Hace unos días, el funcionario denunció que le habían retirado la protección a él y a su familia, situación que los ponía en vulnerabilidad.

Además, responsabilizó al gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, así como al presidente Andrés Manuel López Obrador de lo que “pudiera ocurrirle”.

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook